Quieren crear algo que atraiga tanto a los fans de Dragon Ball como los de la lucha más técnica.

Uno de los proyectos más sorprendentes de Arc System Works no tiene nada que ver con sus sagas habituales, BlazBlue y Guilty Gear, sino con la obra de Akira Toriyama. A estas alturas todos sabéis el revuelto que ha causado Dragon Ball FighterZ en el recién terminado E3 2017, captando la atención de público y prensa.

Por eso la gente de Game Informer ha entravistado a la productora del título, Tomoko Hiroki, de Bandai Namco, enfatizando sus preguntas en la colaboración entre la propia Bandai Namco y Arc System Works.

Pero no hay que olvidar que esta no es la primera colaboración entre ambas compañías. Hace unos años lanzaron en Nintendo 3DS Dragon Ball Z: Extreme Butōden, un título que no era excesivamente complejo, mientras que las sagas propias de Arc System Works se caracterizan por su profundidad. Tomoko Hiroki ha querido dejar claro que Dragon Ball FighterZ no será una versión simplona de Guilty Gear, sino que quieren crear algo totalmente nuevo, capaz de atraer a los fans de Dragon Ball como a los de la lucha más exigente. Respecto al potencial del título dentro del terreno de los e-sports, Hiroki ha indicado que esto es algo que depende totalmente de la comunidad de jugadores, pero que les gustaría. Al mismo tiempo se ha querido recalcar en la idea de que los siguientes personajes en ser presentados serán muy diferentes. Hagan sus apuestas, amantes de los kames.

Fuente: Game Informer