¡BANG! Ayer Microsoft dio el pistoletazo de salida de las conferencias grandes con su show pre-E3, el cual estaba marcado por el anuncio de su nueva consola y de los juegos que harían que nos la compráramos. Aunque el evento, que duro unas dos horas, no estuvo mal, quedó lejos de dar un puñetazo sobre la mesa y decir: ¡aquí estoy yo y queréis mi producto!

Aunque un poco tarde, ya que últimamente vamos muy liados, desde Tallon4 os traemos un mini-resumen de la conferencia de Microsoft en el E3, la cual esperamos que os guste y os ayude a aclarar todas las dudas que tengáis sobre el futuro de la compañía de Redmond.

 

Hardware

Xbox One X

Project Scorpio era sin duda el foco de atención de la conferencia, aunque será mejor que no recordemos mucho su nombre en código porque este ha cambiado: su nombre final será Xbox X. La consola más potente del mercado -será un 40% más potente que Xbox One- proporcionará una resolución 4K con 2160p frame buffers, 6 teraflops y 12GB GDDR5 de memoria gráfica. Así se presentó al resto de los mortales:

Xbox One X será compatible con todos los periféricos de Xbox One y costará la friolera de 499 euros. Los juegos más importantes que ya se han lanzado al mercado se irán actualizando paulatinamente de forma gratuita para aprovechar el poder de la consola.

¡Ah! Fuera de lo que viene a ser el consolón de lujo de Microsoft, los usuarios de Xbox One también hemos tenido nuestra dosis de buenas noticias en cuanto a anuncios se refiere, ya que Xbox One, Xbox One S y Xbox One X serán retro compatibles con la primera Xbox. ¡Porno duro, oiga!

En fin, dejemos ya de lado la parte de hardware y pasemos al software, que es el que nos hace comprar las consolas.

 

Software

Microsoft comenzó su conferencia avisándonos que nos presentaría 22 juegos exclusivos de Xbox One. Esa verdad fue un poco a medias, ya que muchos juegos serán solo exclusivas temporales… ¡Pero oye, que era una noche para sacar pecho y no seré yo el que le quite el honor a Microsoft de hacerlo! ¡Vamos a ver qué se presentó!

 

Forza Motorsport 7

Juego que luce de escándalo y que hará las delicias de los fans del género de conducción. A mí, pues ni fu ni fa, pero al que le gusten los coches tiene que estar apuñalándose la ingle un mes seguido.

 

Crackdown 3

Terrible y lamentable. Qué cosa más flojica y sin gracia, por Dios. Si no hacéis click en el vídeo, pues eso que os ahorráis.

 

Sea of Thieves

RARE sigue demostrando que ya no es lo que era. Sí, Sea of Thieves es una idea original, ofreciendo un mundo abierto y compartido en el que buscar tesoros, luchar contra otros jugadores piratas y todo eso… Pero es de cajón que la empresa que nos dejaba con el culo torcido hace 15 años ya no está ahí.

 

CALL OF DUTY: WWII

Mis entregas más preciadas de la saga de Activision son las ambientadas en guerras viejunas, por lo que este juego tiene mi atención por el momento.

 

FIFA 18

Si te gustan los juegos deportivos y eres uno de esos que te pasas el día soñando con un balón -tranqui, los raros somos los que no lo hacemos-, FIFA 18 es para ti. Con tecnología de Frostbite el juego llega a nuevas capas de realismo.

 

La Tierra Media: Sombras de Guerra

La continuación de unos de los juegos de la generación se presentó con un montón de opciones jugarles nuevas. Yo, como no soy fan del Señor de los Anillos -podéis matarme-, pues me quedé un poco frío.

 

Minecraft

Minecraft, el pelotazo de la última década, se actualiza para permitir juego cruzado entre PC, Xbox One y Nintendo Switch. ¡Bien por Microsoft, mal por Sony por pasar del tema!

 

Super Lucky’s Tale

Quizás el anuncio más terrible de todos. Cuando comenzó a salir una silueta por pantalla que parecía indicar el retorno de Conker ¡BUM! Va y sale un zorro sin alma cuyo juego no hay por donde cogerlo. Sencillamente terrible.

 

Ori and the Will of the Wisps

Aquí sí que Microsoft se la saco de forma aplastante. El juego, que se presentó junto a una pieza de piano en directo, mostró un apartado artístico soberbio y de una factura excelsa. ¡Queremos jugarlo pronto!

 

State of Decay 2

No sé si estoy empachado de tanto zombi, pero lo cierto es que State of Decay 2 me pareció feo y poco acertado. No lo veréis en mi casa, talonianos.

 

Assassin’s Creed Origins

Ubisoft renueva la IP de asesinos bebiendo de sagas de éxito como The Legend of Zelda, The Witcher o Horizon. A primera vista, el juego apunta alto y puede ofrecer una buena dosis de diversión, siempre y cuando no nos obligue a escalar continuamente ni a cazar palomas.

 

Life is Strange: Before the Storm

Precuela de la revelación de los juegos descargables de hace un par de años. Quizás contar qué pasó antes de que se liara parda no es algo que me llame mucho la atención ni me parezca una idea interesante, pero sus desarrolladores se han ganado un voto de confianza con su maravillosa primera parte.

 

Metro: Exodus

La ambientación me cautivó de sobremanera. Metro es una de mis sagas fetiche y luce de maravilla en su última entrega. De momento, compra obligada.

 

Player Unknown’s Batlegounds

Disparos de segunda división. Me deja un poco frío.

 

Cuphead

Artísticamente diferente y maravilloso. Este juego bien vale tener una Xbox One… o un PC con Windows 10.

 

TACOMA

Indie rerun de esos que ves y no sabes si lo vas a odiar o amar. Nos invita en su trailer a que lo reservemos… yo de momento me espero a probarlo.

 

The Drawing Project

Un MOBA que tiene una pinta idéntica a BattleBorn. Esperemos que comercialmente tenga mejor suerte que él.

 

Ashen

Ashen es otro juego de esos con los que te cuesta posicionarte. Técnicamente pinta a reguero, pero a lo mejor jugablemente es la polla con cebolla.

 

Black Desert Online

MMORPG de fantasía con tías tetudas, arpías y seres mitológicos.

 

Dragon Ball FightersZ

Tremendo, así de claro. Bamco se ha sacado la minga con esta nueva entrega de la saga creada por Toriyama. Las animaciones del juego están simplemente a otro nivel.