Recordamos la brutal adaptación de Stardust Crusaders realizada por Capcom.

*Entrada publicada originalmente el 16 de octubre de 2016.

¿Quién no ha oído hablar de JoJo’s Bizarre Adventure a estas alturas? El conocido manga de Hirohiko Araki es una de esas obras de las que casi todo el mundo sabe algo pero que pocos han degustado (afortunadamente eso está cambiando gracias a su adaptación animada y al reciente lanzamiento del manga en España por parte de Ivrea). Y eso se debe, en gran medida al título que hoy llega al Retroanuncio: bajo el título de JoJo’s Bizarre Adventure, Capcom lanzó en 1998 un arcade de lucha 1vs1 legendario, que aún a día de hoy cuenta con legiones de seguidores.

Ese fue el primer acercamiento a JoJo’s para la inmensa mayoría de nosotros. Ni el manga ni su primera adaptación animada como una serie de OVAS, no. El puñetero videojuego. Además se trataba de una adaptación de Stardust Crusaders, la tercera parte del manga (y la más conocida), en la que Jotaro Kujo, Joseph Joestar y otro buen puñado de excéntricos personajes (muy en la línea de JoJo’s) se enfrentan al diabólico DIO y sus seguidores.

Stardust Crusaders también fue un punto de inflexión en el manga de Araki debido al debut de los stands, esas manifestaciones de la psique de los personajes, a cada cual más delirante del anterior y que llevaron las peleas de JoJo’s a un nuevo nivel. Y eso es justo lo que hizo Capcom en el mentado videojuego. Bajo el envoltorio del habitual juego de lucha de los noventa (muy en la línea de Darkstalkers), se escondía un frenético arcade en el que los stands aportaron un soplo de aire fresco que nos hace preguntarnos por qué demonios Capcom no retuvo la licencia para seguir adaptando las otras sagas del manga a videojuego.

El juego causó auténtico furor en los salones recreativos nipones, por lo que el salto a consolas estaba cantado. Playstation y Dreamcast fueron las plataformas afortunadas, y en 1999 recibieron una versión revisada con más personajes (hasta sumar un plantel de 22) y un modo historia inédito en recreativas. Bajo el título de JoJo’s Bizarre Adventure: Heritage for the Future, Playstation recibía la citada revisión, mientras que en Dreamcast únicamente se tituló JoJo’s Bizarre Adventure, y contaba tanto con la versión arcade original como la citada revisión. Lo justo tanto para los puristas como para los que querían disfrutar de las novedades.

Su estética (Araki contribuyó al juego como consultor y realizando dibujos exclusivos), sus alocados personajes, su banda sonora y su jugabilidad endiablada hizo que se convirtiera en un juego de culto casi instantáneo, motivo por el cual Capcom lo relanzó en HD en 2012. Playstation 3 y Xbox 360 fueron las consolas que pudieron gozar del juego (con varios extras, incluyendo modo online) hasta septiembre de 2014, fecha en la que caducó la licencia, siendo retirado e imposible de encontrar a día de hoy. Nosotros analizamos el refrito HD en su momento, y si bien su compra no estaba justificada si ya teníamos el original, el título seguía (y sigue) siendo un juegazo. Os dejamos con su anuncio de rigor.