Próximamente en las mejores cadenas del Reich.

Una hamburguesa con queso y un batido en un «diner» americano. Un alegre desfile por la calle mayor de una pequeña localidad. Una serie en tono sepia o un concurso televisivo en tecnicolor. Pocas cosas reflejan mejor el espíritu de Estados Unidos a mediados del siglo XX que estas, pero ¿qué hubiera ocurrido si los nazis hubiesen ganado la II Guerra Mundial, propagando así su malvado régimen por todo el planeta, Estados Unidos incluido? Esa es la situación exacta en que se encuentra B. J. Blazkowicz al comienzo de Wolfenstein II: The New Colossus. Y aunque nos muestren una imagen de los EE. UU. de los años 60 siendo aplastados por el pesado yugo de la opresión nazi, no dejan de ser los Estados Unidos, lo que significa que veremos todo lo anterior, solo que alterado por el totalitarismo nazi (y a veces de manera grotesca).

Para crear el mundo que de The New Colossus, Bethesda Softworks ha colaborado con MachineGames para producir una serie de vídeos que muestra el tipo de programas de televisión que se verían en la versión de EE. UU. que presenta Wolfenstein. Estos vídeos (varios de los cuales emulan programas famosos de los 50 y los 60) aparecen en pequeños fragmentos repartidos por el juego. En los próximos meses, lanzaremos las versiones completas de estos vídeos para que os hagáis una idea de qué podría ocurrir si los nazis hubieran ganado la guerra y comenzaran a difundir su propaganda a través de la cultura pop.

Ya podéis ver el primer vídeo, en el que aparece el colosal perro robótico escupellamas que todos queremos.