Joe Musashi regresa a nuestra sección viejuna con uno de los mejores juegos de Mega Drive.

Entrada publicada originalmente el 9 de febrero de 2014.

El Retroanuncio vuelve un domingo más con los ninjas más vetustos de nuestra amada y odiada a partes iguales SEGA. En esta ocasión nos centraremos en el que para muchos es el culmen de la saga, Shinobi III: Return of the Ninja Master, juego que vio la luz en 1993 para la inolvidable Mega Drive/Genesis, y que casi podríamos considerar como una versión ultravitaminada de The Revenge of Shinobi.

Y es que esta tercera parte de las aventuras de Joe Musashi (con Shadow Dancer a medio camino entre secuela canónica y spin-off toma su jugabilidad del clásico de 1989 y lo mejora en todos los sentidos: sprites más grandes y definidos, acción mucho más rápida y vertiginosa, un pequeño descenso en la dificultad para que la gente no se cortara las venas y como siempre, al genial Yuzo Koshiro al mando de la música.

Por lo demás, todo se mantiene exáctamente igual que en The Revenge of Shinobi. Joe debe derrotar una vez más a la organización Neo Zeed (comandada esta vez por Shadow Master, un clon maligno suyo), y a lo largo de 8 actos con 3 etapas cada uno, hacer frente a infinidad de peligros y enemigos, así como niveles especiales a lomos de un fiel corcel o una tabla de surf.

El éxito del juego no se hizo esperar, y como todo buen clásico de SEGA este ha aparecido en infinidad de sistemas a lo largo de los años: PC, iOS, PSP, Playstation 2, Playstation 3, Xbox 360 y Wii no se han librado de Shinobi III: Return of the Ninja Master. De hecho, la conversión más reciente, la de Nintendo 3DS (datada en diciembre del año pasado).

Sin embargo, el juego que recibimos no era exactamente el mismo que SEGA estuvo preparando desde el inicio. De hecho, era bastante más lento y tosco en su jugabilidad. Menos mal que algún mandamás de SEGA vio que aquello era muy mejorable y decidió tomar cartas en el asunto, insuflándole una buena dosis de velocidad al juego.

A continuación os mostramos un par de anuncios y un pequeño gameplay de este prototipo que pasó a mejor vida pero que podéis encontrar gracias a Internet y disfrutarlo en vuestros emuladores. Dicha versión descartada del juego era conocida en sus inicios como The Revenge of Shinobi II y The Super Shinobi II. Lo que son las cosas, talonianos.