A principios del mes de noviembre se celebró el XXIII Salón del Manga de Barcelona, una edición llena de sorpresas y momentos para el recuerdo.

Del 1 al 5 de noviembre de 2017, un día más de lo que suele ser costumbre, tuvo lugar en Fira Barcelona Montjüic la vigésimo tercera edición del Salón del Manga de Barcelona. Una edición que nos ha dejado con muy buen sabor de boca en todos los sentidos. Y es que una de las polémicas que rodeaba al Salón del Manga de este año era la normativa que imposibilitaba volver a entrar al evento una vez se salía de él. Si bien en un inicio nosotros mismos dimos nuestra opinión al respecto, valorando las situaciones que se podrían dar, finalmente no nos queda más que aplaudir el trabajo que FICOMIC ha hecho con la organización.

En esta ocasión, el XXIII Salón del Manga de Barcelona contó con un total de 75.000 metros cuadrados repartidos entre los cinco palacios (más Plaza Univers) que componen Fira Barcelona Montjüic. Aunque en anteriores ediciones todos los stands comerciales se colocaban en la planta baja del Palacio 2, este año se han querido repartir entre la planta baja del Palacio 2 y mitad del Palacio 1. De esta manera se podía caminar entre stands cómodamente al haber más espacio entre ellos, además de que la afluencia de gente no era tan exagerada como antaño (o, mejor dicho, no se percibía de la misma manera), haciendo que la masa de personas fuera fluctuando entre un palacio y otro. Una muy buena estrategia por parte de FICOMIC que dio resultados más que satisfactorios.

Acceso único y colas

Como se ha mencionado anteriormente, esta ha sido una de las novedades más polémicas de esta edición. Por suerte, y a pesar de todo, el problema vino por la tardanza en la comunicación de esta medida adoptada en verano pero que no se hizo pública hasta pocas semanas antes del evento. No obstante, FICOMIC planeó de manera más que satisfactoria la distribución del espacio para permitir que todos los asistentes, aunque completasen el aforo máximo, pudiesen divertirse y moverse a sus anchas por un Salón del Manga pensado una vez más para el disfrute de todos.

Salón del Manga de Barcelona

De esta manera, la cola casi perenne que en anteriores ediciones bordeaba Fira Barcelona Montjüic los días de máxima afluencia, este año brillaba por su ausencia, dejando un espacio libre para el paso y la circulación de peatones en la calle desde primeras horas de la mañana. Por su parte, la distribución de los stands comerciales y exposiciones dentro de los pabellones hizo posible que la masa de asistentes se diversificase de manera equilibrada y sosegada por las distintas zonas habilitadas para ello, de modo que se evitaban considerablemente las aglomeraciones y cortes de acceso por aforo completo que se han vivido en ediciones anteriores. A esto ayudó en gran medida la adecuada señalización del espacio y el establecimiento de zonas de acceso y salida únicas que dirigían a los asistentes a través de los pabellones. Una decisión de lo más acertada que, esperamos, se repita de ahora en adelante dado sus buenos resultados.

Exposiciones

Sin duda, la exposición más destacada de esta edición del Salón del Manga de Barcelona fue la que rendía homenaje a Kenneos (Victoria Chamizo), una de las ilustradoras más prometedoras del panorama nacional que tristemente nos abandonó en agosto de 2016. Con una muestra muy representativa de su obra, marcada por los estilos y diseños propios de la cultura otaku y un brillante y vívido colorido, todos los asistentes pudieron acercarse un poco más a la concepción de dibujo y estética de esta artista. Asimismo, la exposición Fernando Casaus. Manga y mucho más exploraba la trayectoria de otro autor nacional que, además de realizar el cartel del Salón del Manga de Barcelona de 2007, ha colaborado en campañas de Zara, Mango, Renfe, BoomBang Tv, Movistar, Schwarkopf y Le Lombart, entre otros.

Salón del Manga de Barcelona

Asimismo, se pudo disfrutar de las exposiciones ¿Sueñan los mechas con ovejas eléctricas? (dedicada a la evolución de la robótica en Japón y a la concepción de los robots, mechas y ciborgs de algunos de los autores más conocidos en el arte del cómic japonés), la exposición de Bonsáis (que ya se ha podido ver en otras ediciones gracias a la Associació Catalana Amics del Bonsai), La Embajada Keichō. El cristianismo en Japón (con la que conocer un poquito más al samurái Hasekura Rokuemon Tsunenaga, quien realizó una misión diplomática a España y Roma, países de religión cristiana, mientras en Japón se perseguía a los creyentes de esta religión), 100 años de anime (dedicada al centenario del nacimiento del anime en Japón) o la exposición dedicada a Jirō Taniguchi (autor que unió como nunca antes el manga japonés con el cómic europeo con historias cotidianas, a veces en tono melancólico, que llevan a la reflexión).

Para cerrar este apartado no podemos pasar por alto la exposición Tamashii World Tour, una auténtica joya con la que muchos disfrutaron de lo lindo. Se trataba de una muestra muy representativa en la que se mostraba una selección de las mejores estatuas y figuras de Tamashii Nations-Bandai, entre las que destacaban reproducciones de personajes de series tan populares como Dragon Ball, Saint Seiya, Naruto, One Piece, Mazinger Z, Sailor Moon, Gundam, Ranma ½ y Street Fighter. Una auténtica maravilla y visita indispensable para todos los amantes de las figuras.

Salón del Manga de Barcelona

Espíritu de Japón

Al igual que en anteriores ediciones, en este XXIII Salón del Manga de Barcelona encontramos un pequeño oasis de paz en la primera planta del Palacio 2.1. Allí, diferentes asociaciones, aparte de estar al frente de talleres muy interesantes dedicados a los bonsáis y el japonismo, nos invitaban a disfrutar de un ocio diferente y alejado del mero consumismo en el espacio Espíritu de Japón. Sala de lectura, sala de té… descubrir nuestro yo interior mientras nos relajamos es una experiencia que os recomendamos fervientemente, talonianos.

Salón del Manga de Barcelona

Stands

Este año el XXIII Salón del Manga de Barcelona contó con una zona de stands comerciales mucho más amplia que el anterior, algo que muchos “cazadores de merchandising” agradecemos enormemente. Aparte de tiendas conocidas entre los aficionados al mundillo de las figuras, a esta edición acudieron de nuevo empresas tan importantes como Tamashii Nations, Megahouse y Good Smile Company, entre otras. Buscar esa ansiada figura nunca fue tan fácil, pues incluso encontramos stands de tiendas de varias partes de Europa ofreciendo productos originales a precios muy competitivos.

Salón del Manga de Barcelona

Por otro lado, no queremos terminar el apartado de stands comerciales sin agradecer a la organización el trabajo a la hora de combatir la piratería al prohibir productos falsos. Asistir a un evento sin estar con mil ojos por si te quieren colar un producto de origen dudoso es algo que se debe recalcar y agradecer siempre que sea posible, ya que con ello se contribuye a elevar la calidad del evento en cuestión.

Salón del Manga de Barcelona

Stands no comerciales

Siempre presentes, aunque con un espacio un tanto reducido para lo que podría dar de sí en un Salón del Manga de Barcelona, esta zona dedicada a la producción nacional era una vez más el espacio favorito de muchos ávidos de conseguir historias diferentes, con un toque casero mucho más cercano al público, y de géneros que aún no están popularizados en el panorama manga nacional. Doujinshis de temática yaoi, yuri o incluso hentai con personajes de algunas de las series más populares del momento suelen ser los productos más demandados por los que se acercan a este espacio en busca de algo único. Aunque tampoco faltaban los clásicos llaveros, chapas, marcapáginas, pulseras o abalorios de lo más cuquis y llamativos. Un auténtico rincón de artistas con diversas competencias a descubrir.

Salón del Manga de Barcelona

Conferencias

Como suele ser habitual, uno de los momentos más esperados por todos los otakus son las conferencias de las editoriales y distribuidoras para conocer sus novedades para los próximos meses (si os las perdisteis no tenéis más que visitar este enlace para estar al día sobre todo lo que está por llegar). Horas y horas de apuestas y de elucubraciones sobre los nuevos títulos que llegarán a nuestras manos los próximos meses y con los que adentrarnos un poco más en el mundo creado por los autores de cómic japonés.

Salón del Manga de Barcelona

Invitados Manga y Anime

Al igual que las conferencias, otro de los incentivos del Salón del Manga de Barcelona es la oportunidad de conocer en persona (y encima llevarte firma) de uno de tus mangakas o animadores favoritos. En esta ocasión el salón del Manga de Barcelona ha contado con la presencia de los mangakas Yoshiaki Sukeno (Twin Star Exorcists, Bimbogamiga!), Robico (El monstruo de al lado, Nuestras Pequeñas Conversaciones), Yoko Kamio (No me lo digas con flores, Cat Street, Tiger and Wolf, Matsuri Special), Masasumi Kakizaki (X-Gene, Rainbow, Hideout, Green Blood, Bestiarius), el productor Hiroyuki Sakurada (Dragon Ball Super, Digimon, Saint Seiya: Capítulo de Hades, Interestella 5555, Ge-Ge-Ge no Kitaro y One Piece), los directores Masatoshi Chioka (Digimon Frontier, Saint Seiya Omega, World Trigger, Dragon Ball Super) y Yasuhiro Irie (Mobile Fighter G Gundam, La Visión de Escaflowne, Mobile Suit Gundam: The 8th MS Team, Cowboy Bebop, Alien 9, Fullmetal Alchemist, Fullmetal Alchemist Brotherhood) y el productor Masao Maruyama (Death note, Card Captor Sakura, Trigun, Perfect Blue, En este rincón del Mundo). Un cartel tremendo y muy variado que abarca diversos ámbitos del manga y el anime para llegar a todos y cada uno de los asistentes según sus gustos y preferencias.

Salón del Manga de Barcelona

Música

No se puede hablar de Salón del Manga sin hacer mención a sus invitados, incluidos los que dieron una nota de color diferente. En esta ocasión, el apartado de invitados musicales estuvo protagonizado por las solistas niponas Yu Yu (6 Sai No Ballad -Una balada para un niño de seis años-, Nichi Ichi Zen, Tan Tan Tan, Doubles), Azumi Inoue (con temas músicales como Sanpo y Tonari no Totoro, de Mi Vecino Totoro, Kimi o nosete, de El Castillo en el cielo, y Meguru kisetsu, de Nicky, aprendiz de bruja) y el DJ Kentaro (quien asistió gracias a la colaboración con el Sónar y Sónar+D y el Congreso de Creatividad, Tecnología y Negocio).

Pero el panorama internacional no eclipsaba a los artistas nacionales. En este apartado destacaron Airii Yami (Ganisong! Airii Yami, Anisong Princess) y Alfredo Garrido García (quien en su día adaptó las letras de Marco y colaboró en las de las series Mazinger Z, Tarzán, Vickie el Vikingo, El pequeño Cid, Pippi Calzaslargas y La abeja Maya, entre otras).

Salón del Manga de Barcelona

Anime

Otro de los espacios más buscados por algunos de los asistentes fue el Auditorio, donde se pudo disfrutar tanto en V.O.S.E. como en V.E. de películas y series de anime de ayer y de hoy que han cautivado a millones de espectadores. Entre estos títulos destacaron las proyecciones de Your Name., A Silent Voice, Perfect Blue, La Tumba de las Luciérnagas, Mobile Suit Gundam Wing, Mobile suit Gundam Seed Destiny, Mobile Suit Gundam 00, Jojo’s Bizarre Adventure: Phantom Blood, Assessination Class Room, entre otras.

Este también fue el espacio habilitado para el encuentro con los fans de la mangaka Yoko Kamio, de la cantante Azume Inoue y de los actores de doblaje de la serie Divine Gate, Quiero ser Seiyuu y Soy Sakamoto, ¿por?

¡Alucina con las ediciones de Your Name. que saldrán a la venta en noviembre!

Videojuegos

Un Salón del Manga sin la presencia de videojuegos no sería un Salón del Manga. Es por ello que en esta vigésimo tercera edición hemos contado con una gran presencia de este arte (porque, admitámoslo, los videojuegos son arte). Además de los torneos organizados por asociaciones, Nintendo ocupó una zona muy amplia de la planta baja del Palacio … para sorprendernos con los últimos lanzamientos tanto de Nintendo Switch como de Nintendo 3DS, así como de los ya famosos amiibo. The Legend of Zelda: Breath of the Wild, Super Mario Odyssey, Pokémon UltraSol y UltraLuna… Muchos fueron quienes no dudaron un segundo en acercarse y deleitarse con estas aventuras, de ahí las largas colas que había que esperar en esta zona que atrae a tantos adeptos.

Aparte de jugar a títulos muy potentes del catálogo de las consolas antes citadas, en el espacio de Nintendo se realizaron concursos muy especiales en los que los asistentes podían competir por unos premios jugosos.

Salón del Manga de Barcelona

Gran Escenario

Es lo primero que se ve por estar ubicado en un lugar destacado del Salón del Manga: la Plaza Univers. Como ya ha ocurrido en otros años, este fue el lugar escogido para la celebración de los conciertos de Cacatua Plus, Mizu, Airii Yami, Bunny Kaisui, DJ Kentaro, Manco’s’IX, Metal Bikini, Breaking The Reality, Aeterna y Azumi Inoue, entre muchos otros artistas. También acogió los diversos concursos del evento, como los de Cosplay, Cosplay The Legend of Zelda, World Cosplay Summit (con invitados como Annshella, las francesas Milou, Nikita y Shibeez, los holandeses Team Chaos y los chins Xuexue y Tiantian), Anime Song Contest 2017 y Clara Cow’s Cosplay Cup y EuroCosplay, así como la exhibición de artes marciales de la asociación cultural Bujinkan Okami Bushi Dojo y la de Dance K-Pop a cargo de AKA Asociation. Un espacio reservado exclusivamente para darlo todo y que contó con numerosas actividades que hicieron vibrar a los asistentes durante los cinco días de Salón del Manga de Barcelona.

Salón del Manga de Barcelona

Comida

Con algo menos de espacio de lo que suele ser habitual desde que el Salón del Manga se trasladó a Fira Barcelona Montjüic, los stands de comida tradicional japonesa se dieron cita en el Pabellón 1, justo al lado de la zona comercial habilitada en este espacio. Takoyakis, Nikuman, Nigiri, fideos Yakisoba y Bento eran los platos más demandados, junto con los Dorayakis, Mochi y Dangos de postre, para saciar el apetito de cinco días repletos de diversión, compras y más diversión. También había la posibilidad de comerse un buen bocadillo de tortilla de patatas o una ensalada de pasta en alguna de las pequeñas cafeterías ubicadas en el interior de los pabellones 2 y 2.1. Aun así, siempre es recomendable disfrutar de un buen plato típico japonés en un ambiente propicio para ello como es el Salón del Manga.

Asimismo, este apartado se complementaba con las conferencias y charlas sobre cocina japonesa que tenían lugar en este mismo pabellón y que estuvieron a cargo de Kazushige Ikinari, chef del restaurante tradicional japonés Ikinariya, declarado Tesoro Cultural Nacional del Japón, y su ayudante, Takeshi Akiyama.

Salón del Manga de Barcelona

Es imposible abarcar todo lo que significa y todo lo que da de sí un Salón del Manga de Barcelona, máxime si se trata de esta última edición en la que han asistido tantísimos invitados de diversos aspectos culturales y de distintas nacionalidades. Talleres de cosplay, de youtubers, clases magistrales de los mangakas… Las opciones para disfrutar y sacarle el máximo partido a estos cinco días fueron muy variadas y para todos los públicos en función de sus gustos y preferencias. Unos días para dar rienda suelta a nuestra pasión por la cultura japonesa en compañía de otros otakus con nuestros mismos gustos y aficiones. Un espacio único que edición tras edición sabe reinventarse a sí mismo para ofrecer a los asistentes una mejor experiencia gracias al trabajo constante de FICOMIC. Y ahora, sólo queda esperar a la edición del Salón del Manga de 2018 para volver a dar rienda suelta a la locura por la cultura japonesa.

Salón del Manga de Barcelona