Es la hora de conocer de primera mano el desenlace de Love in Hell, manga de Suzumaru Reiji, y descubrir el destino de nuestro querido Rintaro.

Fandogamia Editorial ya ha puesto a nuestra disposición las novedades del mes de febrero. De entre todas ellas tenemos que destacar el tercer y último volumen del manga Love in Hell, el cual hemos ido siguiendo en cuanto le hemos echado el guante a los tomos. Así pues, toca descubrir qué es lo que el destino le tiene preparado a nuestro particular protagonista Rintaro y a la adorable diablesa Koyori.

“¿Crees que podrás confiar en mí?”

Love in Hell

Parece que Rintaro ya se ha hecho a la idea de que está en el Infierno y se ha acostumbrado a ser torturado a diario para poder redimir sus pecados e ir posteriormente a un lugar mejor. Koyori, su diablesa a cargo, también se ha habituado a torturar a Rintaro como parte de su trabajo como guía del infierno. Así pues, todo va bien, tranquilo dentro de lo que puede ser la estancia en dicho lugar… ¿O no todo es tan pacífico como parece? La revelación de un diablo hará que Rintaro busque desesperadamente la razón por la que ha acabado en el Infierno. Revelación que le puede llevar hasta el lugar más peligroso posible, el Abismo.

Love in Hell (Jigokuren) es un seinen de tres volúmenes firmado por Reiji Suzumaru que se publicó en la Web Comic High (Futabasha) entre los años 2011 y 2013. Dos años después del desenlace, Suzumaru se puso al frente del spin-off Love in Hell: Death Life, el cual finalizó en enero de este año con la salida al mercado nipón del segundo tomo recopilatorio.

En España, la licencia de Love in Hell fue confirmada por Fandogamia Editorial durante la celebración del XVI Japan Weekend de Madrid. Durante varios meses se fueron conociendo los detalles de la edición en castellano de Love in Hell, la cual se puso a la venta de manera oficial el 14 de julio. Cada tomo tiene un precio de venta al público de 7,50€. Veamos qué es lo que trae el último tomo.

Edición del tomo 3 de Love in Hell por Fandogamia Editorial

En esta ocasión, tenemos un bonito primer plano de Koyori en la portada. Portada en la que el color blanco y los tonos pastel de las múltiples calaveras que aparecen son los elementos predominantes. Al igual que en tomos anteriores, en la contraportada aparece una breve sinopsis de lo que ocurre en este tercer y último tomo de la serie. Aparte, podemos destacar las pequeñas ilustraciones a todo color que aparecen en las solapas de la cubierta plástica.

El tamaño de este volumen es de 18×13 cm, una buena elección si nos lo queremos llevar para leer fuera de casa, pues no ocupa mucho espacio, además de que podemos colocarlo junto a los otros dos tomos de Love in Hell perfectamente. Ciento sesenta y dos páginas en blanco y negro divididas en seis episodios son las que componen este tomo. Asimismo, entre los capítulos Suzumaru muestra algunos detalles de los diseños de los personajes, así como complementos humorísticos relacionados con lo que ha ocurrido en el capítulo anterior. Al final encontramos un episodio especial en el que el propio Suzumaru muere y va al infierno. Las rosas están aseguradas.

Luis Alís quien firma la traducción, la cual destaca por su tono divertido y desenfadado gracias al uso de expresiones y frases comúnmente conocidas y fáciles de comprender, así como de un vocabulario claro y conciso que ayuda a que el público no tenga problemas a la hora de ponerse en la piel de nuestro querido sufridor fallecido, Rintaro.

Conclusión

Podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que este tercer volumen de Love in Hell es el mejor de la serie. Suzumaru ha dejado a un lado el humor y el ecchi más absurdo para mostrar el lado más serio y siniestro del Infierno. Y esto es gracias a, como hemos mencionado anteriormente, a la búsqueda de la razón por la que Rintaro ha terminado cayendo en el Infierno. Sin duda, esta es la parte más dramática de Love in Hell.

Sin embargo, no tenéis de qué preocuparos si por el contrario queréis leer algo más llevadero y simple como en los dos anteriores tomos, pues encontramos momentos cómicos de todo tipo, en su mayoría de carácter sexual como viene siendo habitual en esta historia. Tampoco faltan los momentos subidos de tono de la mano de Koyori y una nueva diablesa de la que no os queremos contar nada para no destriparos la historia.

Talonianos, si deseáis pasar un rato ameno, reíros un rato y ver el lado más divertido del Infierno no tenéis más que echarle el guante a Love in Hell. Fandogamia Editorial ha hecho un buen trabajo en lo que a su edición se refiere, por lo que este es un punto más a favor para tener la obra en vuestra mangateca. Seguro que cuando lo acabéis tenéis ganas de tener una guía diablesa tan graciosa como Koyori.

Love in Hell