La continuación de la adaptación animada del manga One Punch-Man incluirá al seiyuu Hikaru Midorikawa en el papel de Garou.

La página oficial de la adaptación animada del manga One Punch-Man ha confirmado que Hikaru Midorikawa interpretará a Garou en la esperada segunda temporada de la serie. Garou es un cazador de héroes que siente fascinación por los monstruos. Próximamente conoceremos cuándo se estrenará esta continuación.

Chikashi Kubota (Corpse Princess: AkaFLCL 2) vuelve a ponerse al frente de los diseños de los personajes y Tomohiro Suzuki (ACCA: 13-Territory Inspection Dept.) se encarga de la composición de la obra. La música lleva la firma de Makoto Miyazaki (Triage XDragon Crisis!).

Saitama es un hombre que, a pesar de su juventud, está hastiado de la vida. En paro y con poca motivación para encontrar un trabajo que le llene, se pregunta a sí mismo qué es lo que espera de la vida. En mitad de uno de sus días de búsqueda de empleo se cruza con un extraño hombre-cangrejo sediento de sangre. Cabe destacar que en el mundo en el que vive Saitama existen monstruos y seres sobrenaturales con asombrosos poderes que utilizan, como no podría ser de otra forma, para atemorizar y someter a los humanos. En este caso, el objetivo de la ira del señor cangrejo es un “mico” que ha pintarrajeado su caparazón con un bolígrafo permanente, despertando la ira homicida del tío cangrejo.

Aunque en un primer momento Saitama pasa del tema, repentinamente saca a la luz su vena protectora al ver que el señor cangrejo va a crujir al susodicho delincuente. Es en ese momento cuando el hombre se da cuenta de que de pequeño soñaba con convertirse en un héroe capaz de salvar al mundo de todos los males. Por ello, hace acopio de todo su tesón y fuerza de voluntad para machacar al señor cangrejo, descubriendo así su nueva motivación en la vida.

El tiempo pasa y Saitama acaba convirtiéndose en un chico calvo y bobalicón sin futuro y en el paro. Pero, a diferencia de su yo anterior, el nuevo Saitama se ha convertido en un hombre extremadamente fuerte, un héroe al que no conoce ni el tato pero que siempre está disponible para salvar al mundo de los monstruos y tiparracos más malos y peligrosos. El problema es que Saitama puede vencer a cualquiera que se le ponga delante con tan solo un puñetazo, hecho que le frustra hasta límites insospechados. Así, en compañía de otros héroes y villanos tan pirados y absurdos (pero molones) como él, Saitama tratará de conseguir no sólo el reconocimiento que se merece como héroe, sino también a un contrincante capaz de devolverle la ilusión por combatir.

Fuente: ANN