Debido a un empeoramiento en el estado de salud de Tomo Takeuchi el manga Welcome to the Ballroom no volverá en la fecha indicada.

Hace unas horas se ha confirmado que el manga Welcome to the Ballroom no estará en el número de abril de la revista Monthly Shonen Magazine (Kodansha), tal y como se anunció en un primer momento. Esto es debido a que el estado de salud de Tomo Takeuchi ha empeorado, por lo que no ha llegado a tiempo a la fecha de entrega. Asimismo, la publicación señala que Takeuchi tiene como objetivo retomar el manga en el próximo número, concluyendo así un parón que comenzó en diciembre del pasado año.

Welcome to the Ballroom, serie que se edita en España bajo el sello de Milky Way Ediciones, nos presenta a Tatara Fujita, un chico de secundaria anodino, sin hobbies, sin aspiraciones de futuro y que ni siquiera sabe en qué instituto estudiar la secundaria alta. Sin embargo, Tatara desea con todas sus fuerzas encontrar algo que le motive y que le dé una pista para elegir qué hacer en su futuro más próximo. Un día, sin saber muy bien por qué, es arrastrado por un extraño hasta la Escuela de danza Ogasawara, un centro en el que personas de todas las edades acuden para aprender a defenderse (e incluso competir) en bailes de salón.

Picado por la curiosidad, Tatara acepta dar una primera clase gratuita de baile con el extraño que le ha llevado hasta allí, quien resulta ser Kaname Sengoku, un bailarín profesional y campeón de los torneos latino y 10 bailes en la categoría junior y senior por varios años consecutivos. Allí también se encontrará con Shizuku Hanaoka, una compañera de instituto muy aplicada en los estudios pero que vive por y para el baile, siendo una de las competidoras nacionales en la categoría junior, y con Kiyoharu Hyôdô, un muchacho de su edad con una apabullante destreza en la danza que se convertirá en mentor y figura a seguir para Fujita.

Movido por una nueva pasión nacida de lo más profundo de su ser, Tatara termina enganchándose por completo a la fiebre de los bailes de salón. No obstante, pronto descubrirá que nada es tan sencillo como parece, sino que existe un gran esfuerzo, sacrificio y dedicación detrás de cada paso, de cada rutina, y lo reconfortante que resulta moverse completamente al compás que dictan tanto la música como su cuerpo y corazón.

Fuente: ANN