Uno de nuestros juguetes de nuestra juventud, el Tamagotchi, ha vuelto por todo lo alto en un formato adorable y lleno de ternura.

Si a alguno de nosotros nos preguntaran por los juguetes más queridos de nuestra infancia seguro que entre las muchas respuestas está el Tamagotchi, la mascota virtual de Bandai que tantos buenos ratos nos ha hecho pasar. Una mascota que necesitaba de nuestro cuidado para vivir y para pasarlo en grande.

Ahora, 20 años después de su lanzamiento, Bandai nos ofrece volver a sentir lo mismo que antaño gracias a Tamagotchi Chibi, una reedición del Tamagotchi original pero en pequeño tamaño y con los mismos colores que vimos en su día. Esta está de manera limitada en jugueterías y grandes superficies, por lo que si esperáis mucho os quedaréis sin él. Así pues… ¡Corred talonianos!

Tamagotchi

Volviendo al Tamagotchi Chibi, este conserva todo el encanto que su antecesor gracias a esa forma de huevo y sus tres botones centrales. Asimismo, la pantalla LCD pixelada muestra una mascota igual a la que en su día nos cautivó. Tenemos que indicar que las mascotas son las originales de los noventa, aunque no sabremos cuál es hasta que nuestro amiguito alcance la madurez, por lo que tendréis que cuidarlo bien para que no tenga ningún problema en su desarrollo.

En lo que respecta a los cuidados del Tamagotchi Chibi, el sistema es muy simple, pues tenemos que darle de comer cuando tenga hambre, limpiarle cuando se ensucie… En definitiva, tratarle como a uno más de la familia y no olvidarnos de él. A cambio, esta adorable mascota promete darnos momentos muy divertidos llenos de cariño a raudales.

Tamagotchi

Para realizar todas estar tareas tenemos los tres botones centrales. Con el de la izquierda podemos escoger qué queremos darle de comer a nuestro pequeño (aceptando previamente nuestra elección con el botón central), con el central, además de aceptar nuestras elecciones, podemos ver la hora, la cual tenemos que fijar una vez encendamos nuestro Tamagotchi. Por último, el botón de la izquierda sirve para volver a la pantalla inicial, que es donde nos espera la criatura. Todo ello se hace de una manera ágil y fácil, pues no ha cambiado nada con respecto a la versión de los noventa, así que todo es muy intuitivo. El único pero que podemos ponerle es que aquellos que tengan las manos muy grandes no encuentren cómodo este nuevo tamaño. Pero para gustos colores.

En definitiva, talonianos, si queréis regresar a vuestros mejores años y tener un compañero de por vida que no os fallará, os invitamos a que os hagáis con un Tamagotchi Chibi y nos lo enseñéis bien en los comentarios de esta entrada o a través de las redes sociales.

Tamagotchi