Hoy os presentamos Last Quarter, una historia en la que pasado, presente y futuro se dan la mano gracias a un drama lleno de misterio e intriga.

¿Cómo diferenciar entre sueño y realidad cuando se vive una fantasía que te llena de vida por completo? ¿Cómo saber dónde acaba el sueño de color de rosa y dónde empieza la pesadilla? ¿Cómo ayudar a alguien que ha perdido las ganas de vivir y lo único que desea es irse al más allá para reunirse con, quien cree, le espera al otro lado? Hoy os hablamos de una de las últimas novedades de Planeta Cómic que trae de nuevo a la actualidad a una de las grandes mangakas del género shōjo, Ai Yazawa. Una artista de referencia dentro del catálogo manga de la editorial catalana que ha enamorado a millones de lectores de todo el mundo gracias a sus tramas y a su esmerado y hermoso dibujo. En el caso de esta reseña, nos embarcaremos en una de sus primeras obras, de tinte más maduro, serio y adulto (a pesar de estar protagonizada por niños y adolescentes, pero que eso no os lleve a error) y que refleja una faceta de Yazawa-sensei que para algunos puede resultar desconocida. Una historia en la que pasado, presente y futuro se dan la mano gracias a un drama lleno de misterio e intriga que permite al lector indagar en la vida de sus protagonistas y averiguar qué les ha llevado a su situación actual. Hoy os presentamos Last Quarter.

“El lugar adonde vamos, ¿es el cielo o el infierno?”

Last Quarter

Mizuki Mochizuki es una adolescente que no siente ningún vínculo con su familia y que ha sido traicionada por quien creía su amor verdadero. Sintiéndose alejada de todo y abandonada por todos aquellos que la importaban, Mizuki se cruza en el camino de Adam Lang, un músico extranjero que le atrae gracias a una hermosa melodía, Last Quarter. Repentinamente enamorada de Adam, la joven no duda en dejar su pasado atrás para comenzar una vida junto a él en el mismo momento en que le propone acompañarle. Pero sus sueños y esperanzas se ven truncados cuando Mizuki es atropellada por un coche justo antes de emprender su viaje con el melancólico Adam.

Cuando Mizuki despierta descubre que ha perdido la memoria y que está atrapada en una casa, concretamente la misma en la que pasó sus días junto a Adam en Tokio. Sin embargo, la muchacha no es capaz de salir del que se convirtió en su refugio y ahora se presenta como su cárcel personal. Un día llega a la casa Hotaru Shiraishi, una niña con la que Mizuki termina haciendo buenas migas. Sin embargo, la amistad de las dos chicas pronto se convertirá en una relación más estrecha en la que ambas intentarán averiguar quién es en realidad Mizuki, por qué está encerrada en esa casa y, peor aún, por qué los amigos de Hotaru no son capaces de verla.

Last Quarter (Kagen no Tsuki) es un manga de Ai Yazawa que se publicó en la revista Ribon (Shueisha) entre 1998 y 1999. La serie se compiló en tres volúmenes que, posteriormente, fueron editados de manera única en una edición kanzenban.

Durante su presentación de novedades del Salón del Manga de Barcelona de 2017, Planeta Cómic anunció la publicación de la edición integral de Last Quarter. Una apuesta segura y de calidad por un género (el shōjo, aunque en este caso concreto debemos enmarcarlo más bien en el josei) y por una autora (Ai Yazawa) que nunca defraudan y que tienen a muchos incondicionales. Casi a las puertas del Salón del Manga de Barcelona de 2018 podemos disfrutar de esta magnífica edición que aglutina en más de quinientas páginas una de las mejores obras de la genial Yazawa-sensei.

Edición de Last Quarter Integral por Planeta Cómic

Ha llovido bastante desde que Planeta Cómic publicase la edición original (en tres tomos) de Last Quarter. Por ello, iba siendo hora de relanzar esta popular serie de Ai Yazawa en un formato que permitiese a los otakus (y especialmente a los fans del shōjo y de Yazawa) leer de una sentada la obra completa sin tener que esperar y en una edición más moderna. Por ello, esta edición de Last Quarter supone volver a los orígenes de una de las mangakas de referencia del género dándole un aire renovado a su obra.

Ubicado dentro de la Colección Manga Josei y con un precio de venta de 16,95 euros, la edición Integral de Last Quarter se ha editado en formato rústica sin solapas con sobrecubierta y en un tamaño 12,8 x 18 cm. Al tratarse de una edición Integral, este volumen aúna los tres tomos en los que se publicó originalmente la obra, por lo que no es de extrañar que el tomo esté compuesto por 536 páginas en blanco y negro.

Last Quarter

En cuanto a la traducción, esta ha sido obra de Daruma Serveis Lingüístics SL., una empresa que se ha convertido en todo un referente de la traducción japonés-castellano y que destaca porque sus traductores adecúan al máximo el lenguaje a las obras para hacerlas accesibles a un público muy variado al tiempo que permiten que cada historia mantenga su espíritu original (ya sea empleando argot, expresiones coloquiales o un lenguaje más sofisticado siempre que el personaje o la situación lo requieran). Dicho esto, no hay lugar a dudas de que Last Quarter se deja leer de manera sencilla y fluida, por lo que se convierte en una lectura apropiada y recomendada para cualquier fan del manga y de Ai Yazawa.

Conclusión

No es de extrañar que Planeta Cómic haya apostado por sacar al mercado la edición Integral de Last Quarter, ya que Ai Yazawa es una de las autoras de referencia de su catálogo manga con obras como Nana, Historia de un vecindario o No soy un ángel, entre otras. Con Last Quarter Plantea Cómic permite a los lectores volver a los orígenes de esta mangaka. Unos orígenes más serios y maduros que se perciben gracias a una trama más adulta de lo que muchos estarán acostumbrados, no sólo por la trama en sí misma, sino por los personajes (incluidos sus líos familiares) que la protagonizan. Last Quarter supone un punto y aparte en la carrera de esta profesional de la narrativa del cómic japonés.

En cuanto a la trama, como ya se ha mencionado anteriormente, esta es mucho más adulta y seria de la que deja entrever en otras de sus obras. A través de Mizuki, Hotaru y compañía el lector se sumerge en una historia en la que cobran vital importancia múltiples sentimientos, como la soledad, el amor, el sentir que no encajas en este mundo, la confianza, el perdón, el dolor por la pérdida, la amistad, el arrepentimiento, la alegría y el valor de las segundas oportunidades. Todo un mix que hacen de Last Quarter un drama de principio a fin.

Last Quarter

En relación a los personajes, estos también muestran una evolución significativa. A pesar de que Hotaru y sus amigos son niños (incluso Mizuki es una adolescente que no sabe mucho de la vida), todos ellos demuestran ser capaces de afrontar una situación difícil con cierta entereza (aunque los sentimientos siempre se interponen). En ningún momento se dan por vencidos, sino todo lo contrario. Poco a poco van avanzando en el misterio de quién es Mizuki al tiempo que afianzan los lazos que les unen y afrontan sus propios problemas.

No podemos pasar por alto el dibujo de Ai Yazawa. Con trazos finos y muy limpios consigue dar vida a multitud de personajes atormentados por su propio destino o que no pierden la esperanza, según de quién estemos hablando. Un dibujo hermoso, cuidado, detallado, expresivo y proporcionado que ayuda a la narración de este drama.

En lo que respecta a la edición de Last Quarter Integral por Planeta Cómic, esta ha sido cuidada hasta el más mínimo detalle. Se trata de un tomo que permite al mismo tiempo conocer esta historia y ser tratado como una edición coleccionista. A pesar de que es un acierto editar de manera integral una obra de la calidad de Last Quarter, esto también tiene su parte negativa. Principalmente esta viene dada por el peso del tomo, que le hace algo difícil de manejar (especialmente si se sufre de las muñecas) y que pone en cierto peligro la integridad del propio libro (ya que, cuanto más peso, es posible que las hojas puedan dañarse o descolgarse del lomo con mayor facilidad, aunque si cuidamos con mimo el tomo no tiene por qué ocurrirle nada). Pero más allá de los inconvenientes, estamos seguros de que esta edición de Last Quarter ya forma parte de los imprescindibles de muchos otakus.

Last Quarter