Nen Ne No Ne nos presenta a dos personas tímidas y torpes que le da un giro de tuerca a las historias de matrimonios concertados ofreciendo una visión diferente.

Aprovechando la visita de Daisuke Hagiwara al XXIV Salón del Manga de Barcelona, Norma Editorial ha sacado al mercado uno de los títulos en los que ha trabajado esta joven mangaka. Se trata de una obra en la que, de una manera tierna y graciosa, el lector conoce cómo son las primeras semanas de la vida de casados de una jovencita de dieciséis años que aún tiene mucho por descubrir y aprender y de un hombre veinte años mayor que, en el fondo, es otro niño cuando se trata de abordar el tema de su relación amorosa. Una historia protagonizada por dos personas tímidas y torpes que le da un giro de tuerca a las historias de matrimonios concertados y que, de igual manera, ofrece una visión diferente (aunque no por eso poco ajustada a la realidad) de los mismos. Con todos vosotros, Nen Ne No Ne.

“Ha tenido mucha paciencia para enseñarme a ver la realidad a través de sus ojos”

Nen Ne No Ne

Koyuki es tan solo una niña de 16 años que se ve obligada a casarse (por un matrimonio concertado) con Shin, un hombre inteligente y de buena familia pero que le saca veinte años. Por si la diferencia de edad no fuese suficiente, la muchacha no conoce en absoluto al que se ha convertido en su marido, ni su forma de ser, ni sus gustos, ni tan siquiera le ha visto el rostro ya que él acostumbra a llevar una máscara de zorro que le cubre la cara, motivo por el cual su apariencia física es un enigma para todos cuanto le rodean. En ese estado de desconocimiento casi total de absolutamente todo Koyuki asume su nuevo papel como esposa y ama de casa, algo que no le resultará del todo fácil debido a su corta edad y a su apariencia aniñada. Aunque su falta de experiencia no será excusa para dejar de exigir a su marido que asuma igualmente su papel en la relación… O algo parecido en función de los límites de la propia Koyuki y del mismísimo Shin.

Nen Ne No Ne (Ne Ne Ne) es una comedia romántica creada por Shizuku Totono (guión) y Daisuke Hagiwara (dibujo) que se publicó en las revistas Gangan Online y Shounen Gangan (ambas de Square Enix) en 2016. En 2017 la obra fue recopilada en un tomo único.

Fue a principios de septiembre cuando Norma Editorial anunció la asistencia de Daisuke Hagiwara como invitada al XXIV Salón del Manga de Barcelona, así como la adquisición de los derechos de publicación de Nen Ne No Ne. Coincidiendo con el evento de la Ciudad Condal, esta obra ha salido al mercado para hacer las delicias de los fans del género shōjo y de los seguidores del impecable trabajo de Hagiwara-sensei.

Edición de Nen Ne No Ne por Norma Editorial

Norma Editorial ha puesto a la venta el tomo único Nen Ne No Ne a un precio de 8 euros. Esta edición, publicada en rústica con sobrecubierta, cuenta con un tamaño de 13 x 18,2cm., un tamaño algo más grande que el estándar de su colección manga pero que coincide con las medidas de Horimiya, por lo que la obra de Daisuke Hagiwara guarda unas proporciones perfectas para colocar unificada en nuestra mangateca.

Nen Ne No Ne

El tomo se compone de 148 páginas en blanco y negro y 6 a todo color que se dividen entre el comienzo (2) y la mitad (4) del tomo. En total, el lector puede deleitarse con siete capítulos en los que descubrir, disfrutar y enamorarse de la relación de Koyuki y Shin de una manera muy ligera y entretenida. Esto se debe en gran parte a la labor de traducción realizada por Maite Madinabeitia, de DARUMA Serveis Lingüístics, S.L., quien ha hecho de Nen Ne No Ne un tomo accesible para todos los públicos, fácil de leer y fluido gracias a un lenguaje sencillo y muy expresivo que ayuda a conocer con mayor precisión lo que piensan los personajes de su relación. El tomo se cierra con unas palabras de agradecimiento de Shizuku Totono y Daisuke Hagiwara acompañadas de dos ilustraciones de Koyuki y Shin.

En cuanto a la edición, y a modo de resumen, Norma Editorial nos ofrece un ejemplar con un acabado de calidad que se percibe tanto por el continente como por el contenido. Una calidad a la que los lectores nos hemos acostumbrado y que, a día de hoy, esperamos en los mangas.

Nen Ne No Ne

Conclusión

Hablando desde mi experiencia personal, Nen Ne No Ne ha resultado ser una agradable sorpresa. Al conocer la trama esperaba encontrarme con una historia bastante más convencional que gira en torno a los primeros días de matrimonio de una pareja descompensada tanto en edad como en experiencia amorosa. No obstante, no había contado con la importante carga humorística de la misma, ni con que los dos protagonistas resultarían estar al mismo nivel emocional en cuanto a su relación (de hecho hay momentos en los que no sabes quién es el adulto y quién el/la crío/a).

Aunque el ritmo de la obra parece lento, según se avanza en la lectura se descubre que la vida del matrimonio avanza y experimenta poco a poco cambios significativos. De esta manera el lector puede avanzar en la relación de los personajes al tiempo que va conociendo en mayor profundidad lo que piensa y siente cada uno de ellos y los motivos que justifican algunas de sus acciones o la falta de ellas (como la amenaza realizada por el padre de Shin al hombre, momento que no tiene ningún desperdicio).

Nen Ne No Ne

Si nos centramos en los personajes, y salvando la enorme brecha causada por su edad, Koyuki y Shin no son tan diferentes. A pesar de su juventud, la chica se muestra sumisa a su marido y su posición social, pero también posee un gran orgullo y carácter como mujer y como esposa que no le permiten dejar que nadie la mangonee. Esta doble cara refleja claramente los valores de una sociedad que, a pesar de su desarrollo, no ha abandonado la cultura tradicional y el papel que cada individuo ostenta en esta (también hay que tener en cuenta que se trata de una obra de época). En cuanto a Shin, resulta adorable ver que, a pesar de su edad, sufre una importante falta de experiencia en el trato con mujeres, motivo por el cual Koyuki le pone más nervioso de lo que debería (sus caras cuando la hace enfadar sin saber por qué son un poema, todo sea dicho). Asimismo, él se esfuerza por cumplir con su papel como esposo (salvando en el terreno sexual) y compañero, por lo que trata de entender a Koyuki y enseñarle a ver su entorno tal y como él lo percibe (lo cual le causará algún que otro problema). Pero ambos son iguales en su nula experiencia en el terreno amoroso y eso los pone al mismo nivel expresivo y emocional.

Algo que también debe destacase de Nen Ne No Ne es su elemento fantástico. Más allá de la relación matrimonial de Koyuki y Shin, el tomo cuenta con referencias y apariciones de animales mitológicos y seres de leyendas de la mitología asiática y occidental, como dragones y hadas. Ellos ayudan a desarrollar la trama en algún que otro episodio, siendo elementos indispensables para la interacción entre el matrimonio que, además de generar alguna que otra confusión, también ayuda a aclarar las bases de la relación entre ambos y a aumentar su nivel de confianza y cariño mutuo al tiempo que pone de manifiesto la falta de experiencia y de conocimientos de Koyuki sobre ciertos aspectos de la vida.

Nen Ne No Ne

En lo que se refiere al dibujo, y habiendo leído Horimiya, podemos afirmar que Daisuke Hagiwara no defrauda. Con su buen hacer esta mangaka consigue otorgar a los personajes una viveza y expresividad indispensables en la obra que los hace más cercanos y que complementan el desarrollo de una trama ligera pero que cala en el lector. Asimismo, el guión de Shizuku, diferente a lo que podría esperarse, le da un giro interesante a una trama bastante recurrente y empleada en el género shōjo pero que consigue destacar con luz propia.

Gracias a una trama divertida y a una traducción acorde a la obra, Nen Ne No Ne consigue atrapar al lector con la historia de una tierna pareja de recién casados que se va descubriendo el uno al otro con la convivencia y el paso lento de los días. Una visión dulce y divertida de lo que supone ser una buena esposa (según los cánones y la concepción japonesa) y un buen marido y los pros y contras que ello conlleva cuando la pareja tiene una notable diferencia de edad.

Nen Ne No Ne