Tallon4 tuvo la suerte de pasar unos minutos junto a Atsushi Nishigori y hablar largo y tendido de su serie DARLING in the FRANXX, entre muchas otras cosas.

Durante el último Japan Weekend de Madrid (29 y 30 de septiembre) Tallon4 tuvo la oportunidad de conocer más de cerca a Atsushi Nishigori, jefe de animación, director y diseñador de personajes que ha participado en producciones mundialmente conocidas como las dos películas de Gurren Lagann, Evangelion 2.22, Evangelion 3.33 y la reciente DARLING in the FRANXX. Un auténtico profesional de la industria de la animación japonesa que fue uno de los invitados más destacados del evento. Durante la rueda de prensa que compartimos con Fantasy Cloud, Nishigori-sensei nos permitió conocer más de cerca sus inquietudes, prioridades y opiniones personales acerca de diversos aspectos de su profesión.

Cabe destacar que la rueda de prensa giró especialmente en torno a su último anime, DARLING in the FRANXX, el cual ha conseguido gran popularidad a nivel mundial durante sus meses de emisión en la televisión japonesa. Seguro que muchos de vosotros habéis visto esta serie y habréis comprobado de primera mano la profunda influencia oriental que posee. Atsushi Nishigori explicó que “históricamente, la cultura japonesa ha estado muy emparentada con la cultura china”, por lo que DARLING in the FRANXX refleja “elementos, fábulas o leyendas que he visto en otras obras de ficción y que me han influenciado”. Añadió que no es algo que hiciese a propósito simplemente por “agradar a los fans asiáticos, sino que simplemente lo introduje como creador de la obra con la esperanza de que le gustase a cualquier persona de cualquier nacionalidad”.

Pero DARLING in the FRANXX también expone de manera abierta diversos temas de actualidad en Japón y en el resto del mundo, como puede ser la natalidad o el desapego de los adultos por la educación y el cuidado de los menores. Tal y como señaló Nishigori-sensei, estos elementos no fueron casuales, sino que, a pesar de no tratarse de una obra de denuncia o crítica de la sociedad, “poco a poco fui introduciéndolos de forma natural. No para transmitir un mensaje, sino para crear un mundo en el que los personajes pudieran estar influenciados o afectados por una sociedad en la que ocurren este tipo de cosas, en la que los adultos no se preocupan mucho de los niños, no se hacen responsables de ellos, no se preocupan de educarles”.

Atsushi Nishigori

Asimismo, en DARLING in the FRANXX se observa cierta inversión de los roles típicos de los personajes. El animador japonés destacó que dicha inversión puede identificarse con el movimiento feminista, con el cual no mantiene ninguna conexión. “Entiendo que se puede interpretar de ciertas maneras según diferentes puntos de vista, pero toda la intensidad que he intentado poner en el desarrollo emocional de los personajes siempre ha sido desde un punto de vista positivo, de emociones positivas, de amor y respeto”. No obstante, señaló que “a la hora de crear anime es realmente difícil no establecer ciertos estereotipos de comportamiento. No solo de hombre y mujer, sino a nivel de carácter, de comportamiento de los personajes. Normalmente hay un personaje que es muy optimista, muy positivo, que siempre tiene una actitud buena ante la vida, o hay otro que suele tener muy poca paciencia, que se suele enfadar antes. No son solo estereotipos de lo que es femenino y de lo que es masculino, sino simplemente diferentes caracteres humanos”. Esto es algo muy típico y destacado en el desarrollo de una obra, ya sea de manga o anime, porque “lo que se busca es crear un balance, un equilibrio rico entre las diferentes personalidades de los personajes”. Por ello, lo que se persigue con estos estereotipos “es crear una riqueza de contrastes”. Por ello, la forma de ser de los personajes no responde a ningún movimiento social, sino que responde a “lo que pienso que es el respeto, lo que considero que es como se debería comportar una persona, un hombre  que es decente o que es bueno o una mujer que es decente o buena persona. Así es como creo los arquetipos de los personajes”.

Atsushi Nishigori

Durante la rueda de prensa también hubo tiempo para hablar de los episodios 13 y 14 del anime. Ambos suponen un punto de inflexión en la historia (especialmente el 14) que dieron lugar a múltiples reacciones por parte del público. A este respecto, Nishigori explicó que “sí que entendíamos que podía crear una reacción emocional en los espectadores, pero no esperábamos que fuese tan grande. No la reacción, sino la magnitud de la reacción”. Con tono serio sentenció que “no nos gustó mucho todo el tema de amenazas de muerte, de violencia, se sobrepasaron ciertos límites que no nos gustaron […] No hay ningún problema en que los espectadores reaccionen a los hechos concretos que hay en cada episodio, pero me hubiera gustado que la gente esperara un poco más para hacerse una idea acerca de lo que ocurría o las motivaciones que podían tener los personajes o cuál era la intención de los creadores metiendo esos hechos en la serie”. Haciendo un poco de retrospección, Nishigori señaló que quizás “debería haber planificado un poco mejor” el paso del episodio 13 al 14, ya que se trató de una “montaña rusa emocional por la implicación emocional de los espectadores con los personajes”. “Realmente lo que quería hacer con eso era intentar conseguir un equilibrio, que hubiera luz y sombra en la gama de emociones y motivaciones que podían tener los diferentes personajes. Lo podía haber hecho más espaciado o suavizado, pero lo que quería transmitir está ahí, quizás de una manera un poco fuerte, pero está ahí”.

En el tiempo que pudimos compartir con Atsushi Nishigori, Tallon4 tuvo la oportunidad de realizarle diversas preguntas sobre su trabajo. A continuación os dejamos con nuestra ronda de preguntas:

Tallon4: A lo largo de su carrera ha participado en producciones muy conocidas mundialmente (Evangelion, The Idolmaster, Tengen Toppa Gurren Lagann, recientemente DARLING in the FRANXX). ¿Cómo se siente al respecto?

Atsushi Nishigori: Me hace muy feliz ver que mi trabajo es conocido, seguido y apreciado en el resto del mundo, pero es difícil tener el equilibrio de ser demasiado consciente del público a la hora de crear y de ser creador, de hacer una obra que satisfaga mis inquietudes creativas primero y al público después. Cuando estoy creando no estoy pensando en el público, estoy pensando en la obra que quiero crear, lo que quiero transmitir en ella. Cuando la obra se difunde en todo el mundo es cuando soy más consciente de la reacción que causa en los diferentes países, en las diferentes culturas y en los espectadores de todo el mundo. Especialmente con DARLING in the FRANXX hubo mucha reacción por parte de los espectadores en redes sociales. Lo he notado especialmente más en esta serie que en otros animes en los que he trabajado en el pasado, pero me alegro de eso. Es importante mantener ese equilibrio de no crear estando muy pendiente de qué van a pensar los espectadores sino tener ese impulso creativo propio para hacer mis animes.

Atsushi Nishigori

T4: Si ahora mismo tuviese la posibilidad de repetir el episodio 14, de narrar nuevamente esos hechos, ¿los realizaría de otra manera (salvo alguna excepción) o los mantendría igual a pesar de conocer la reacción que causaron?

AN: Realmente pienso que el personaje de Ichigo se comportó de forma correcta, hizo lo que tenía que hacer. A ese nivel no cambiaría nada. Quizás en la planificación del episodio, en los diálogos o en alguna cosa concreta cambiaría algo un poco para que el impacto a nivel emocional fuera un poco más suave, pero en lo que es el contenido actual de la historia, los comportamientos de los personajes, las motivaciones, lo que ocurre, lo que llegan a hacer, ahí no cambiaría absolutamente nada.

T4: Kentaro Yabuki, conocido por el manga To Love-Ru, es quien firma la adaptación a manga. ¿Ha podido leerla? En caso afirmativo, ¿qué le parece?

AN: Me gusta mucho el cómic. Tengo una relación muy amistosa con el señor Yabuki, el creador del manga de DARLING in the FRANXX. Pienso que lo está haciendo de forma correcta porque los puntos fuertes de cada medio son muy diferentes. El anime tiene sus puntos fuertes y el manga tiene sus puntos fuertes, ya sea a nivel de tiempo narrativo, del ritmo al que se suceden los hechos, de la forma de presentar los diálogos. Cada medio es muy diferente y creo que Yabuki-sensei está usando muy bien las ventajas que tiene el manga a nivel narrativo para contar su historia de una forma que, aunque sea un poco diferente, es correcta. No me gustaría ver una adaptación al manga de mi obra que simplemente copia lo que aparece en el anime de DARLING in the FRANXX en formato de viñetas. Me gusta mucho la adaptación que está haciendo Yabuki.

Justo antes de venir a España visité al señor Yabuki en su casa, donde me enseñó su colección de muñecos de Godzilla y de otras cosas de las que es muy fan. Me resultó muy fácil trabajar con él y comunicarme porque es muy amistoso, nos llevamos muy bien.

Atsushi Nishigori

T4: Ya para terminar, es un hombre muy polifacético que ha trabajado en diversos puestos de la industria de la animación: jefe de animación, director y diseñador de personajes. ¿Podría decirnos en cuál de todos los puestos se siente más a gusto o cuál es el que más le gusta desempeñar?

AN: El trabajo más fácil, el que más a gusto hago, siempre es el de dibujo (diseño de personajes, animación, dirección de animación). En él puedo relajarme y crear sin ningún tipo de presión, simplemente creando un trabajo bueno para el anime para el que estoy trabajando. Por otro lado, el trabajo de director es muy difícil porque incluye mucha presión, hay que pensar mucho, hay que estar pendiente de todo el equipo creativo, hay que responsabilizarse de que todo el mundo tenga lo que necesita para trabajar o que tenga instrucciones correctas o que estén haciendo lo que pienso que deben hacer. Desde ese punto de vista es un trabajo muy intenso, psicológicamente es agotador y es mucho más difícil, pero si alguien quiere crear anime, si tiene un impulso creativo, si quiere crear una historia, si quiere crear unos personajes, si quiere transmitir cosas con su obra no tiene más remedio que asumir esa responsabilidad, ser director y cargarse con todo ese gran trabajo a la espalda. Personalmente me gusta hacerlo aunque es más difícil, me cuesta más. Pero para hacer el anime que a uno le gusta no hay más remedio que encargarse de todo y responsabilizarse de todo por muy difícil que sea.

Desde Tallon4 queremos agradecer tanto a Atsushi Nishigori como a la organización del Japan Weekend, al traductor y a su mánager BOCHEW Emmanuel la oportunidad de poder realizar esta entrevista.