Norma Editorial nos adentra en el enrevesado mundo de la edición de una de las revistas más míticas del manga con Cómo se hace la Jump, de Takeshi Sakurai.

¿Quién no conoce o ha tenido alguna vez en sus manos un ejemplar de la Weekly Shōnen Jump? Nadie duda de que se trata de la revista de referencia de manga por excelencia no sólo en Japón, sino en el resto del mundo. Pero, ¿alguien se ha preguntado alguna vez cómo se llega a realizar semanalmente este ejemplar? Y no hablamos simplemente de un volumen de la revista, sino los 2.700.000 ejemplares que tiene cada tirada y que se distribuyen principalmente en Japón y de manera más residual en otros países del mundo (gracias a la compra online). Todo un ejercicio de coordinación entre departamentos, de precisión milimétrica en su realización técnica, de impresión y encuadernación, y un auténtico derroche de recursos puestos al servicio de la editorial Shueisha para que cada semana millones de otakus puedan disfrutar de una nueva entrega de sus mangas favoritos. ¿No os hacéis una idea de cómo es ese proceso? Pues no os preocupéis, porque para resolver todas vuestras dudas está el manga Cómo se hace la Jump, una obra de Takeshi Sakurai que este año nos ha llegado gracias a la iniciativa de Norma Editorial.

“Se me ha ocurrido que sería interesante explicar en forma de manga cómo se hace la Jump, yendo a la imprenta y tal…”

Cómo se hace la Jump

A sus 30 años, Takeshi Sakurai está recién casado y vive feliz trabajando en su tienda de onigiris. Aunque alguna vez soñó con ser mangaka profesional, la realidad le llevó por otros derroteros que le condujeron a una vida apacible y con la que se siente a gusto. Por ello, su vida da un vuelco cuando su antiguo editor, el señor M-Yama, contacta con él para ofrecerle un trabajo como dibujante de manga. Pero no es un trabajo cualquiera, sino que le propone ponerse al frente de un manga documental sobre cómo se hace la Weekly Shōnen Jump, la revista más popular de manga en Japón, en cuyas páginas se han publicado y se siguen publicando series de la envergadura de Dragon Ball, Naruto, One Piece, Kuroko no Basket, Boku no Hero Academia y Gintama, entre otras. Obviamente se trata de un trabajo colosal, pero ¿cómo decir que no cuando la temática te atrae y sientes la presión de todo el mundo que te rodea y te anima para que emprendas ese proyecto? Lo que Sakurai no sabía era lo mucho que iba a aprender en el proceso de documentación para la elaboración del manga, así como lo mucho que iba a disfrutar ese aprendizaje sobre la elaboración de una de las revistas más importantes del país como buen otaku que es.

Cómo se hace la Jump (Jump no Tadashi Tsukurikata!) es una obra de Takeshi Sakurai que se publicó en la Shōnen Jump+ entre septiembre de 2014 y mayo de 2015. La obra se recopiló en un único tomo con contenidos extra. Durante su presentación en el XXIII Salón del Manga de Barcelona, Norma Editorial anunció que se había hecho con los derechos de publicación de esta singular obra que desde hace unos meses está disponible en tiendas especializadas y en la propia tienda de Norma Editorial a un precio de 10,95 euros. A continuación os descubrimos de qué se compone esta historia de trabajo duro y algo de suspense… a veces.

Edición de Cómo se hace la Jump por Norma Editorial

Cómo se hace la Jump es un tomo único que se ha puesto a la venta en formato rústica con sobrecubierta y que cuenta con un tamaño de 13 x 18,2 cm., algo superior al estándar habitual de los tomos de la editorial catalana. En sí el volumen está compuesto por un total de 280 páginas en blanco y negro en las que se desmenuza de manera ordenada los distintos pasos, empresas, secciones y profesionales que participan directa o indirectamente en la consecución de un ejemplar de la prestigiosa revista Shōnen Jump. Un proceso en el que cada mangaka autor de las múltiples obras que aparecen en las páginas de la publicación es sólo un elemento básico de la misma y que no sería nada sin el equipo que hay detrás de la propia revista.

Cómo se hace la Jump

Este volumen está estructurado en diversos apartados (realización técnica, impresión y encuadernación, el papel de impresión, la portada, la redacción de la Jump, los mangaka, páginas de regalo y su edición en los Estados Unidos a través de la delegación americana de Viz Media). Cada uno de ellos está formado por diversos capítulos en función de la complejidad de cada proceso y de la extensión necesaria para su explicación, ya que algunos de los puntos desarrollados pueden resultar algo complejos o enrevesados. Al final de cada capítulo se incluye una historia extra o explicación añadida basada en la experiencia personal de Sakurai durante la realización de este proyecto. Asimismo, a lo largo de la obra se encuentran charlas con distintos profesionales que participan en la consecución de la Shōnen Jump, incluyendo un encuentro con Kōhei Horikoshi, creador de My Hero Academia.

Cómo se hace la Jump

Conclusión

No queríamos terminar el año sin hablar de este tomo tan curioso que nos ha traído Norma Editorial en este 2018. Si bien es cierto que el dibujo flaquea un poco debido a que se ha concebido como un elemento que sirve de puente para el auténtico propósito de la obra, que es explicar el proceso de elaboración de la Shōnen Jump, lo cierto es que en ocasiones sirve perfectamente para dar ese toque humorístico que aligera la carga explicativa de la obra. También es cierto que a veces la historia se aleja un poco de su propósito para centrarse en aspectos personales del autor, pero ello también sirve para que el lector pueda digerir con mayor facilidad tanto aspecto técnico.

Aunque para muchos este manga supone toda una revelación en cuanto al proceso a seguir para conseguir el ejemplar de Shueisha, lo cierto es que nosotros lo hemos encontrado entretenido y curioso, pero poco más. De hecho, la edición e impresión de la Jump no difiere mucho de la edición e impresión de revistas y periódicos en nuestro país. Bien es cierto que dicho contenido, que se estudia en la carrera de Periodismo, resulta tan técnico que no suele ser conocido por la mayoría de la sociedad, sino que termina siendo un contenido de alcance residual entre unos pocos que se aventuran a estudiar una de las carreras más curiosas y bonitas pero con peor salida profesional del momento. De ahí que a nosotros no nos haya sorprendido tanto como busca el tomo pero que sí genere gran interés entre el público gracias a que narra de manera ágil, fluid ay entretenida a las masas un proceso que se realiza día a día (con los periódicos) pero que casi todo el mundo desconoce.

Cómo se hace la Jump

Entre los apartados que más nos han llamado la atención destaca, como no podía ser de otra manera, el encuentro con Horikoshi-sensei quien, a través de Sakurai, acerca al lector a su trabajo y a sus aficiones. Otro punto a destacar más allá de la edición en sí de la revista o de cómo trabajan el equipo de editores con sus mangakas a cargo (que ya hemos podido descubrir en otras obras), es cómo se crean los logotipos de las series. Elementos de sobra conocidos por los fans y que se erigen como auténticos estandartes de las obras que las hacen reconocibles en cualquier parte del mundo. En este tomo podemos descubrir cómo surgieron los logotipos de series como One Piece, Haikyû!! y Naruto y los distintos procesos (a veces tan simples que hace gracia) que se siguieron para su desarrollo.

En definitiva, si eres un fanático de la Shōnen Jump y de sus historias, considera que en Cómo se hace la Jump se desgrana paso a paso el proceso de realización de esta publicación que cada semana ofrece a los otakus de todo el mundo nuevos capítulos de sus obras preferidas. Un mundo (el de la edición) apasionante pero muy estresante que ahora tenemos al alcance de la mano gracias a Sakurai-sensei y a Norma Editorial.

Cómo se hace la Jump