Netflix le ha hecho un lavado de cara a la obra clásica Los Caballeros del Zodiaco, de Masami Kurumada. El resultado no es del todo malo, aunque tiene muchos puntos cuestionables.

Uno de los shônen más queridos y valorados por los amantes del manganime en todo el mundo es, sin ninguna duda, Saint Seiya. Las aventuras de los protectores de la diosa Atenea aún siguen vigentes gracias a numerosos spin-off que nos han trasladado tanto al pasado como al futuro de la historia protagonizada por Seiya y el resto de Caballeros de Bronce. Es por ello que muchos nos emocionamos al saber, allá por diciembre de 2016, que estaba sobre la mesa una nueva adaptación animada del manga del autor Masami Kurumada. Una versión que ha dejado a un lado la animación tradicional para dar paso al 3DCG y que, tras varios anuncios, se estrenó en la plataforma Netflix el pasado 19 de julio. Hoy reseñamos Knights of the Zodiac: Saint Seiya.

«¡Dame tu fuerza, Pegaso!»

Knights of the Zodiac: Saint Seiya

Seiya es un joven que ha crecido con el trauma de ver cómo, siendo muy niño, se llevaban de su lado a su hermana mayor. Además, es portador de unos increíbles poderes de los que desconoce su procedencia. Es debido a esto último que Seiya entra en el punto de mira de Mitsumasa Kido, quien le recluta para convertirse en un Caballero de Bronce cuya misión será la de proteger a la diosa Atenea de todos los peligros que pronto llegarán. Así, nuestro protagonista termina entrenando muy duro para lograr ser portador de una de las armaduras que lucen los poderosos Caballeros. Concretamente peleará para conseguir la armadura de Pegaso. Pero ese es sólo el principio del duro camino y la larga batalla que, voluntariamente, ha decidido afrontar.

Knights of the Zodiac: Saint Seiya es una serie de animación de seis episodios que se estrenó en la plataforma Netflix el 19 de julio de 2019. Dirigido por Yoshiharu Ashino, el anime abarca los primeros arcos de la Saga del Santuario del manga original. Concretamente, la obra finaliza tras la caída de los Caballeros Oscuros.

Atenea nos necesita una vez más

Knights of the Zodiac: Saint Seiya es un anime que puedes ver muy tranquilamente en una tarde, pues sólo se compone de seis episodios de veintitrés minutos de duración cada uno. Una duración que en determinados momentos parece extenderse tediosamente debido al irregular ritmo que posee la narración. Si bien los combates y escenas más frenéticas están llevadas de una manera rápida y concisa (adiós a las peleas que duran dos episodios y medio), por otro lado encontramos secuencias tremendamente extensas que no aportan nada a la historia y que parecen metidas con calzador.

Si os estáis preguntando si esta versión es fiel o no al manga original os tengo que responder con un no rotundo. Algunas cosas se han cambiado para mejor, para agilizar la trama. Otras, por el contrario, se han retocado para peor. Es por ello que en conjunto la serie es muy intermitente en lo que a desarrollo y narración se refiere.

Knights of the Zodiac: Saint Seiya

A Knights of the Zodiac: Saint Seiya se le ha dado un estilo muy juvenil y desenfadado, algo que no está nada mal, por supuesto. Lo que chirría bastante es la ausencia de sangre durante los combates tan feroces que protagonizan los Caballeros. Seguramente algunas de las personas que hemos visto la obra original no nos hubiéramos escandalizado si de algún personaje brotara algo de sangre después de haber sido atravesado o lanzado desde varios metros de altura. Algo que, por otro lado, es lógico y coherente.

Centrándonos en los personajes, todos conservan sus personalidades tal y como recordábamos. Así pues, Seiya sigue siendo un líder innato, Hyoga un compañero algo arisco en el que confiar, etc. Lo más chocante de este punto es el hecho de que a Shun se le cambie de sexo. Sí, en Knights of the Zodiac: Saint Seiya Shun pasa de ser un hombre a ser una mujer. Algo que, personalmente, me ha disgustado enormemente. Shun es un personaje que se concibió como hombre. Un hombre que odia las peleas y que prefiere vivir una vida apacible, algo completamente respetable. Parece que ese cambio de sexo quiere mostrar, erróneamente, que somos las mujeres las que nos sentimos y pensamos así, que un hombre hecho y derecho no tiene por qué rechazar la violencia tajantemente, sino lanzarse a ella de cabeza si la causa lo requiere. Un estereotipo enorme y muy alejado de la realidad que los creadores de esta versión han preferido priorizar frente al significado del personaje original. Algunos dirán que esta decisión pudo tomarse para dar más protagonismo al género femenino, pero no lo creo, ya que en Saint Seiya siempre ha habido mujeres increíbles con fuerza tanto física como mental. Parece que aún tenemos un largo camino para decir que vivimos en una sociedad abierta y tolerante que acepta, comprende y comparte que un género no implica un rol social concreto.

Knights of the Zodiac: Saint Seiya

Cambiando de tema, la animación 3DCG de Knights of the Zodiac: Saint Seiya es correcta. Los diseños de los personajes principales y los momentos de acción están recreados de una manera notable, algo que es de agradecer. No obstante, a lo largo de los seis episodios algunos planos y escenas se repiten hasta la saciedad en un corto espacio de tiempo, como el momento en que los personajes van a hacer alguno de sus ataques. Esto mola, pero ya se sabe que lo poco gusta y lo mucho cansa. Ahí lo dejo.

En lo que respecta a la banda sonora, Knights of the Zodiac: Saint Seiya posee unos temas que acompañan a la perfección todo lo que sucede en pantalla. Las melodías, aunque poseen matices más modernos, recuerdan a lo escuchado en la serie de televisión que amenizó nuestra niñez y juventud. A esto le debemos sumar un buen doblaje al castellano, pues Netflix ha incluido, además de la versión original con subtítulos en nuestro idioma, una pista de audio en castellano con unas voces que casan a la perfección con las personalidad de los protagonistas. Y sí, Seiya también repite esa voz tan mítica con la que le conocimos (y que no le va nada a un adolescente, pero que no nos la cambien nunca).

Knights of the Zodiac: Saint Seiya

Lo mejor

  • El moderno aspecto de los personajes (excepto Shun).
  • Las batallas son mucho más cortas que en el primer anime.
  • El nuevo opening, el cual bebe del mítico tema Pegasus Fantasy.

Lo peor

  • ¿Dónde está la sangre? ¿No había presupuesto para hacer las peleas un poco más creíbles?
  • Que hayan cambiado el género a Shun. Si estamos en la época de la tolerancia, aceptemos que un caballero de género masculino tiene cualidades y valores que erróneamente se estereotipan con el género femenino. Y, sobre todo, que se respete la obra original creada por el gran Masami Kurumada.
  • La tapa de alcantarilla. Es un elemento absurdo, cargante e innecesario.

Ficha Técnica:

Título: Knights of the Zodiac: Saint Seiya
Estudio de animación: Toei Animation
Dirección: Yoshiharu Ashino
Guión: Eugene Son
Género: Acción, fantástico
Inicio de emisión: 19 de julio de 2019
Número de episodios: 6