Sweetness & Lightning nos narra el día a día de una peculiar familia que irá conociéndose y desarrollándose en torno a los fogones y la gastronomía nipona.

Una de las pocas grandes verdades de esta vida es que la comida es un placer y si se comparte con alguien, placer al cuadrado. Pero si hay algo mejor que comer es preparar esa comida que sabes que va a gustar a los comensales. Precisamente la obra en la que hoy nos adentramos explora ese temido pero siempre interesante mundo de la cocina visto desde el punto de vista de alguien que, sin querer convertirse en chef, busca la mejor manera de crear platos nutritivos a la par que sabrosos para su querida hija. Una historia que, entre plato y plato, nos adentra en la vida de un hombre viudo y una alumna de instituto que irán desarrollando sentimientos y emociones en compañía uno del otro, con la pequeña hija del primero siempre presente. Una deliciosa obra creada por Gido Amagakure con la que Planeta Cómic le da un lavado de cara a las típicas historias sobre cocina que han llegado hasta el momento en castellano. Hablamos, como no podía ser de otra manera, de Sweetness & Lightning.

“Profesor, ¿le gustaría que preparásemos la cena y nos la comiéramos juntos?”

Sweetness & Lightning

Tras el fallecimiento de su esposa, Kôhei Inudzuka debe aprender a compaginar su trabajo como profesor de instituto con sus tareas como padre de una pequeña niña llamada Tsumugi. Sin embargo, no es sencillo asumir tan grande responsabilidad de la noche a la mañana, máxime cuando descubre con gran pesar que es un desastre en la cocina y no puede preparar platos nutritivos, variados y apetecibles para el adecuado desarrollo y crecimiento de su hija. Es por ello que cuando Kotori Iida, una alumna del instituto, le ofrece su ayuda para aprender a cocinar entre los dos, decide aceptar su propuesta. Es en ese momento cuando los tres, como una pequeña y atípica familia, irán descubriendo los secretos de la gastronomía japonesa al tiempo que, sin darse cuenta, dejan que nazcan otro tipo de sentimientos entre ellos.

Sweetness & Lightning (Amaama to Inazuma) es un manga creado por Gido Amagakure que comenzó a publicarse en las páginas de la revista Good! Afternoon, de Kodansha, en marzo de 2013. Actualmente sigue en activo con doce tomos recopilatorios en el mercado nipón. Asimismo, TMS Entertainment llevó a cabo en 2016 una adaptación animada de la obra, que contó con doce episodios. El anime estuvo dirigido por Tarou Iwasaki y se emitió entre julio y septiembre de ese mismo año.

Sobre la autora

Gido Amagakure comenzó su trayectoria como dibujante en el mundo de los doujinshi en 2004 de la mano de obras como One Piece y xxxHoLic. Rápidamente desarrolló un estilo propio que ha empleado para crear obras de diversos géneros y dirigidas a distintos tipos de públicos, pero que tienen en común la mezcla del drama y la comedia en historia slice of life.

Entre sus géneros estrella destacan obras de corte yaoi como Koi made Hyakurin  (2010), Akunin o Nakaseru Houhou  (2011), Warudakumi ni mo Hana wa Furu (2012), Dear+&Cheri+ LOVERS+  (2013, compendio de historias en las que colaboró como dibujante), Yakedo to Tsumeato (2014), Ayashi no Yu Momoiro Bijin (2016) y Tamashii Mo Ageru (2018); shounen ai como Inu to Tsubame (2011), Watashi Baka (2014) y Hanpamono   (2016); y obras shojo como Fantasm (2008), Maboroshi ni Furete yo (2008) y Liqueur (2011, antología de género Josei), entre muchos otros títulos.

Edición de Sweetness & Lightning Vol.1 por Planeta Cómic

La editorial Planeta Cómic ha sacado al mercado el primer volumen de este drama gastronómico en formato rústica sin solapas y con sobrecubierta y un tamaño de 12,8 x 18 cm. Ubicada dentro de la colección Manga Josei y con un precio de 8,95 euros, este primer tomo de Sweetness & Lightning está compuesto por 192 páginas en blanco y negro, dando cabida a los cinco primeros capítulos de la historia, con los que sienta la base de la misma y da tiempo de sobra a conocer a los personajes y las circunstancias personales de cada uno. El tomo se cierra con una breve historia de Kotori y su amiga Shinobu, además de un epílogo en el que se habla de la elección del título de la obra. Lo que más destaca de la obra, más allá de la trama, es que los capítulos del tomo están separados por la receta del plato (al estilo de Kotori) que ha coprotagonizado el capítulo que cierra, lo cual resulta ser un detalle muy curioso.

Sweetness & Lightning

En lo que respecta a la traducción al castellano, esta ha sido realizada por Sandra Nogués, quien ha empleado un vocabulario sencillo que permite que Sweetness & Lightning sea disfrutado por cualquier tipo de lector. Además, destacan las numerosas notas al pie que explican los distintos tipos de alimentos y condimentos empleados en la cocina asiática y que pueden resultar desconocidos para los lectores occidentales menos familiarizados con la gastronomía nipona, lo que ayuda a hacer más cercana esta historia.

Sweetness & Lightning

Opinión Personal

Es un hecho que muchos de los acontecimientos más importantes de nuestra vida suceden con unos cuantos platos de comida a nuestro alrededor. Ya sea en casa o en algún restaurante, la comida forma parte esencial de nuestro día a día y suele convertirse en coprotagonista de ciertos eventos destacados, o simplemente en un acompañante de muchos momentos que pueden marcar nuestras vidas. Es por ello que resulta agradable encontrarse en el mercado del manga en castellano con una obra que, más allá de centrarse únicamente en la gastronomía o la cocina japonesas, aborde el tema al tiempo que expone una historia más humana y dramática gracias a las relaciones interpersonales de los protagonistas.

De esta manera, más allá del tema culinario, que salta a la vista como uno de los argumentos principales, Sweetness & Lightning nos presenta una subtrama más relacionada con los sentimientos y con lo emocional que con la gastronomía en sí, que sirve como hilo conductor para desarrollar este drama. En este aspecto, la relación de cercanía y confianza que se establece entre la familia Inudzuka y Kotori ayuda a poner de manifiesto las carencias afectivas de unos y otros. En el caso de la chica, su espinita clavada es la falta de atención por parte de su madre. Algo que entiende debido a su trabajo pero que le cuesta aceptar por la necesidad que todos tenemos de permanecer cerca de nuestros seres queridos y ser cuidado por estos mientras tenemos la oportunidad. Algo parecido, aunque a otro nivel, es lo que le sucede a Kôhei, quien tras haber perdido a su esposa no sólo la echa en falta como compañera de vida, sino también como apoyo en la crianza de su hija y de las labores de la casa. Por ello, es este drama afectivo-familiar el auténtico eje sobre el que se va a desarrollar la historia de los personajes y su evolución a lo largo de la historia.

En cuanto al dibujo, Gido Amagakure muestra un estilo muy propio en el que priman las líneas curvas y la expresividad de los personajes. En el caso de Kôhei, también cabe destacar que a veces se pierde la proporción del cuerpo con respecto a sus manos, algo que queda más como curiosidad o anécdota que como algo que chirríe en demasía al leer el manga. Otro aspecto que Gido Amagakure domina, y se comprueba con este tomo, es su capacidad para dibujar y describir visualmente los alimentos y condimentos de la cocina japonesa. Un detalle indispensable para dar mayor verosimilitud a una historia que tiene la cocina como uno de sus temas centrales.

Finalmente, la edición en castellano que ha sacado Planeta Cómic mantiene los estándares de calidad a los que los otakus estamos acostumbrados con su línea manga. Se trata de un volumen con un buen acabado tanto en el continente como en el contenido. Respecto a este segundo, toda la responsabilidad ha recaído en Sandra Nogués, quien se ha preocupado de realizar una traducción muy asequible para los lectores que se complementa con una aportación extra de contenidos a través de las notas al pie.

Sin duda, Sweetness & Lightning es una muy buena opción para dar a conocer la obra de Gido Amagakure en España. Una historia apta para todos los públicos que, a través de la comida, expone un drama familiar más profundo que se va desarrollando a fuego lento, como si de un buen guiso se tratara. ¿Os apetece hincarle el diente a esta historia?

Sweetness & Lightning