El Planeta de los Zombis es una obra de Kenji Hamaoka que explora el terror que una humana hikikomori puede causar a un grupo de zombis… ¿O era al revés?

Parece que los zombis vuelven a estar de moda. ¿O quizás su época nunca pasó? Prueba de ello es que este tema apocalíptico sigue en auge para las editoriales, siendo una de las tramas que aún copan los nuevos títulos que salen a la venta en el mercado nacional. El último ejemplo que se suma a la larga lista de novedades de este ámbito es El Planeta de los Zombis, una obra firmada por Kenji Hamaoka en la que los zombis son más absurdos de lo que podría parecer en un primer momento e incluso dan algo de lástima al ser víctimas de las locuras de la única humana que queda sobre la faz de la Tierra. Una obra cómica con un aire fresco para la temática que nos llega de mano de Norma Editorial.

El Planeta de los Zombis

“¡Pero no te mueras, tío!”

En el año 20XX, los muertos han comenzado a caminar por las calles del Planeta Tierra, haciendo que los humanos sucumban antes sus mordeduras. Así, la especie humana ha sido casi erradicada en tan solo dos años, a excepción de una sola persona. Se trata de Haruka Hoshi, una joven de 21 años que, gracias a sus años como hikikomori, evitó la hecatombe zombie y sobrevivió en una ciudad, Tokio, infestada de muertos vivientes. Así, su día a día transcurre en una rutina que consiste en trabajar en su huerto, jugar con la consola, ver pelis, hacer ejercicio e interactuar con sus vecinos zombis siempre que no le surja algún imprevisto o tenga alguna idea loca, como irse en busca de su mangaka favorito para preguntarle por el final de su obra o irse de vacaciones a la playa en un autobús lleno de turistas zombis. Porque, ¿qué sería de la vida sin un poquito de emoción?

Sobre el autor

Kenji Hamaoka es un mangaka japonés reconocido en el campo del terror. Aficionado al género desde bien pequeño y cinéfilo apasionado, ha desarrollado gran parte de su carrera en la revista Shounen Champion. Entre sus obras destacan la comedia seinen Rome Rome (2004, incluida en el tomo El Planeta de los Zombis, revista Champion RED), y las comedias shonen Urayasu Tekkin Kazoku (1993-2001), Ganso! Urayasu Tekkin Kazoku (2002-2010) y Maido! Urayasu Tekkin Kazoku 82010-actualidad). Desde 2018 también se encuentra inmerso en el desarrollo de su obra Sensei! Shimekiri desu yo~. También ha participado en las series de animación Urayasu Tekkin Kazoku y su secuela, Maido! Urayasu Tekkin Kazoku, que adaptaron su obra homónima.

El Planeta de los Zombis

Edición de El Planeta de los Zombis por Norma Editorial

Norma Editorial nos trae le manga El Planeta de los Zombis en formato rústica con sobrecubierta y un tamaño de 13 x 18,2cm. Compuesto por 160 páginas en blanco y negro, este volumen se puede encontrar en tiendas especializadas a un precio de 8,50 euros.

El Planeta de los Zombis

El tomo en cuestión se compone de los diez capítulos que conforman la historia de Haruka y su particular visión de un apocalipsis zombi, publicados en distintos números de la revista Young Champion entre 2012 y 2016, además de varias historias autoconclusivas. A continuación se encuentra el capítulo Romerome, publicado originalmente en la revista Champion RED en agosto de 2004. Junpei es una historia corta publicada en la Monthly Shônen Champion de enero de 2009, mientras que Luna temible se publicó en la Monthly Shônen Champion en septiembre de 2011. La verdadera historia de Frankenstein, aparecida en la Monthly Shônen Champion en febrero de 2006, precede al capítulo CHAMPION OF THE LIVING DEAD, que se pudo leer originalmente en la Monthly Shônen Champion de febrero de 2014. Mientras que El Planeta de los Zombis, Romerome, Junpei y Luna Temible tratan de diversas maneras el apocalipsis zombi o la idea de seres muertos resucitados, La verdadera historia de Frankenstein explora la creación del famoso monstruo por un motivo igual de egoísta que en la obra original, pero claramente distinto. Por su parte, CHAMPION OF THE LIVING DEAD es una brevísima historia sobre un mangaka que quiere crear una historia del género sin igual y que venda mucho. El tomo se cierra con una breve sinopsis que explica el origen de cada capítulo del tomo. Asimismo, a lo largo del volumen se encuentran diversos apuntes personales en los que el autor explica su relación con el género de terror, especialmente en el campo del séptimo arte.

El Planeta de los Zombis

En cuanto a la traducción al castellano, esta es obra de Marc Bernabé (DARUMA Serveis Lingüístics, SL). Lo que más destaca de este apartado es la jerga utilizada por los personajes, especialmente por el argot moderno y desenfadado de la Haruka, que se repite en otros personajes de otras historias autoconclusivas.  

El Planeta de los Zombis

Opinión personal

El Planeta de los Zombis es un tomo que rompe frontalmente con otros títulos publicados por Norma Editorial dentro de este género (como I am a Hero). La protagonista de la historia principal, Haruka, destaca por seguir viviendo en su mundo de yupi tras el apocalipsis, como si este nunca hubiese tenido lugar y pudiese seguir con su apacible vida como si nada, salvo alguna que otra excepción. Justamente ese carácter de Haruka y el humor absurdo de la obra al completo hacen de este tomo una historia distinta bastante recomendable como lectura ligera para pasar el rato (tampoco hay que tomarse la historia muy a pecho o buscarle mucho sentido porque entonces os sentiréis algo defraudados). Ahora bien, es un tomo perfecto para leerlo cuando se tiene algo de tiempo o, simplemente, uno se quiere echar unas risas a costa de las descabelladas ideas de Haruka para con los zombis.

También hay que señalar que, aunque no tiene mucho texto, hay que dedicarle tiempo, ya que cada escena tiene mucha chicha que sacar. Ejemplo de ello son los cameos de diversos personajes conocidos, como Hayao Miyazaki o el mismísimo John McClain (Bruce Willis en Jungla de Cristal o, como dice el tomo, “el yayo de la Jungla de Cristal”), o del parque Disneyland Tokio o el disfraz de Harry Potter en Halloween. Incluso el pequeño homenaje al cine mudo de uno de los capítulos resulta de lo más entretenido en una segunda lectura para encontrar esos gags que se pudieron pasar por alto en una primera lectura. Se trata de referencias que pueden pasar desapercibidas si no se le presta la debida atención y que quedan como detalles de lo más curiosos, contribuyendo a la hilaridad de la obra.

El Planeta de los Zombis

En lo que respecta a los capítulos siguientes, solamente destacar a la abuelita cortando cabezas de zombis con el azadón (esas escenas son tremendas) y al golpe de gracia que Frankenstein le da a su creador por su absurda (y algo asquerosa) idea (y motivo para crearle).

Sin ser una de las novedades más destacadas del año, El Planeta de los Zombis sí que nos ha dejado un buen sabor de boca gracias a una historia de lo más absurda y cómica y una traducción muy divertida y acertada con un lenguaje del día a día. Un tomo al que uno puede recurrir cuando sienta la necesidad de echarse unas risas a costa del sufrimiento de unos pobres zombis a manos de una humana desalmada y de armas tomar.

El Planeta de los Zombis