Hiroshi Nagahama fue uno de los invitados de la última edición de Japan Weekend de Madrid, donde habló de sus trabajos en Fruits Basket, Mushishi, Aku no Hana y Uzumaki, entre otros.

El pasado fin de semana (15 y 16 de febrero) se celebró en Ifema – Feria de Madrid una nueva edición de Japan Weekend, el evento que se ha erigido como el mayor encuentro de fans del manga, el anime y la cultura japonesa de la capital. Esta edición contó de la presencia de diversos invitados, entre los que se encontró el director de animación Hiroshi Nagahama, quien estuvo al frente del anime Mushishi, Detroit Metal City, Aku no Hana. También es conocido por su papel como diseñador de Utena, además de trabajar codo con codo con Stan Lee en The Reflection. Durante el evento Tallon4 tuvo la oportunidad de conocer más de cerca a este profesional de la animación nipona durante el encuentro con los medios que tuvo lugar el pasado domingo. A continuación os dejamos la rueda de prensa íntegra que concedió.

Mision Tokyo: Lleva ya muchos años trabajando en animación. ¿Cómo ha cambiado la forma de trabajar en animación a lo largo de todos estos años?

La forma de crear anime ha cambiado mucho en estos años. Cuando empecé a trabajar en la industria del anime se usaban los cells. Ahora es todo digital. Quizás ese es el punto más fuerte que ha cambiado. Lo que ha cambiado es la forma de trabajar, pero el trabajo en sí no ha cambiado.

Tallon4: A lo largo de su carrera ha sido director de animación, animador y diseñador de personajes, entre muchas otras cosas. ¿En qué puesto se ha sentido más cómodo?

Esta es una pregunta muy difícil (risas). En todos los trabajos hay partes muy divertidas y, aparte, muy duras, muy difíciles. Por ejemplo, lo que es el dibujo en sí es muy divertido, pero es muy duro porque veo que me quedan muchas páginas para dibujar. Lo que más me gusta es cuando acabo de trabajar y me puedo relajar celebrándolo con una cerveza.

Hiroshi Nagahama

MT: Ha trabajado en animes con temáticas y estilos muy diferentes entre sí, ¿por qué le gusta tanto trabajar en animes tan variados?

A la hora de trabajar con determinadas obras, al existir una base, debo adaptarme a ese tipo de trabajo original. Al trabajar con Doraemon o Shin-chan, estos tienen partes muy reales, como el gato que tiene un bigote muy especial. Esa parte es muy importante de reflejar en el trabajo. Para mí lo normal es trabajar sobre la base, sobre el dibujo que ya está en el trabajo original.

T4: Uno de sus trabajos fue realizar el opening de la primera adaptación animada de Fruits Basket. ¿Cómo afrontó dicha tarea teniendo en cuenta que esta es una obra con un alto nivel de drama? ¿Cree que logró captar la esencia de la historia?

Originalmente me gustaba mucho el manga Fruits Basket. Cuando empezaron a hacer el anime el manga todavía no había terminado. Yo no fui el director del anime, pero como me gustaba la obra original me dejaron entrar en el proceso de hacer la obra. Por eso, aunque no fuese el director, pude ver cómo evolucionaba la historia. No sentí presión para hacerlo y lo pude hacer.

Ramen para Dos: Ahora está trabajando en la adaptación animada de Uzumaki. ¿Es complicado adaptar el universo de Junji Ito a la pequeña pantalla? ¿Está colaborando el autor con la adaptación?

Sí, es complicado, hay partes difíciles. Los dibujos de Junji Ito son tan buenos, tan bonitos… En un anime en el que colaboran tantas personas es complicado plasmar esa belleza del dibujo. Es por ello que la dificultad de la obra es enseñar a los profesionales cómo trabajar como el autor. Y, sí, Junji Ito está muy implicado en el proyecto.

RpD: ¿Cómo fue trabajar con Stan Lee en The Reflection? ¿Cree que el anime capta el espíritu de los cómics que han hecho famoso al editor?

Sí, el alma de Stan Lee está en el anime, pero no pude llegar al objetivo que se había marcado, no pude llegar a él. Hasta ahora, en todos los trabajos en los que he estado sí que llegué al objetivo que me había puesto, pero en The Reflection no lo conseguí. No obstante, pienso que es algo bueno. Al no haber llegado al objetivo me arrepiento un poco, por lo que quiero volver a hacer esta obra de Stan Lee. Stan murió hace poco, como sabéis, y antes de morir, hablando y trabajando con él, se me quedó un recuerdo único. Es un tesoro para mí.

MT: Hablando de The Reflection, el estilo de dibujo se aleja bastante de lo habitual. ¿Cómo decidieron usar ese estilo en concreto?

Desde hace mucho tiempo me gusta mucho el cómic americano. En este viaje a Madrid he estado en varias tiendas buscando cómics americanos antiguos (risas). El cómic americano viene a todo color. Entonces, al animarlo, por ejemplo, se puede ver tanto la parte delantera como trasera de una botella transparente de plástico. Si es manga, no se focaliza. En el anime se pueden usar diferentes luces, iluminación. En The Reflection prescindimos de eso para que pareciera como un cómic. El anime lo hicimos para que, si lo imprimieran, pareciera un cómic.

T4: Si algo destaca en su carrera es que ha participado en adaptaciones de mangas. En dichas versiones, ¿prefiere mantenerse fiel al cien por cien al material original o le gusta introducir elementos que cree que pueden funcionar?

Si hay un manga original he trabajado siguiendo la forma original del manga. Creo que el anime que se construye desde un manga original hay que hacerlo fielmente siguiendo el manga original. Cuando en el manga se ve al protagonista andando y hay un banco, a la hora de hacer esa escena yo mismo reproduzco la escena para poder entender la manera en la que se creó y recrearla de manera fiel.

>> En School Rumble, concretamente en el episodio 3, me pidieron hacer la parte D del episodio, por lo que tuve que hacerlo exactamente siguiendo la línea del manga sin poder entender cómo el autor original se había movido.

RpD: El anime de Mushihi se ha convertido en una obra de culto que ha traspasado las fronteras de Japón a pesar de la temática tan japonesa que tiene. ¿Dónde cree que reside su éxito?

No tengo ni idea (risas). Pero La Princesa Mononoke, de Studio Ghibli, es algo muy japonés también. En Fruits Basket encontramos a los doce animales del horóscopo chino. Esto es muy japonés y, sin embargo, llevas este cosplay japonés (Yuuki Cross de Vampire Night). Los japoneses no entienden que todo eso fuera de Japón tiene mucho éxito. Para los japoneses, que algo tan japonés tenga tanto éxito fuera de Japón les causa mucha alegría.

MS: El anime Uzumaki será completamente en blanco y negro, algo completamente inusual. ¿Considera que limitar esta obra a sólo dos colores ayuda a transmitir ese mensaje de terror y horror del manga original?

Sí, lo pienso. Al leer el manga de Junji Ito me percaté de algo. La primera vez que leí la obra pensé que el negro era muy importante, pero parece ser que es el blanco el color primordial. Las líneas del autor son muy importantes, las líneas del pelo… Para hacer eso se usa una base en blanco. Por ello, me estoy centrando en los blancos.

T4: En lo que respecta a otros trabajos que ha realizado, se ha encargado del storyboard de la quinta película de Pokémon. ¿Qué tal la experiencia? ¿Fueron muy exigentes?

No sé si lo puedo contar (risas). En el mundo Pokémon no hay animales, son todo Pokémon. Entonces, las escenas en las que se come (pescado, pollo frito) en realidad se están comiendo un Pokémon. Por eso el director me dijo que no hiciera escena donde se viera la comida. Por ejemplo, al comer hacían como una pasta, algo que pareciera una hamburguesa, que no se entendiese lo que es porque se podría dar a entender que se están comiendo un Pokémon. Pero no sé si esto lo puedo decir o no (risas). El director me dijo que me fijara en eso.

RpD: ¿Qué pensó cuando contactaron con usted para que se encargara del diseño y supervisión dentro de la serie de Utena?

De Utena no había nada, no había una base cuando se hizo el anime. No había un éxito aún. Al hacer el diseño ya estaba en el trabajo. Empecé diseñando el lugar donde se desarrollan las peleas. Cuando lo hicimos nos preguntábamos si eso iba a gustar al público o no. Cuando el primer episodio se emitió lo vimos todos y ahí es cuando nos dimos cuenta, muy emocionados, de que era bueno. Mucha gente vio el anime y se volvió muy importante después de que empezara. El director del anime, Ikuhara-san, tiene una cabeza impresionante. Para mí, lo complicado era seguir los pensamientos del director, lo que tenía en la cabeza. Por ejemplo, en la película Utena se transforma en un coche. Ese coche lo diseñé yo. En esa época el director me dijo que fuera como el Batmóvil de Batman. «¿El Utena móvil?» le dije y me respondió que sí. Entonces realicé un diseño parecido al Batmóvil y me dijo que no se parecía en nada al Batmóvil. Así que seguí dibujando, seguí presentando diseños hasta que me aceptaron uno. Ikuhara-san es una persona muy especial.

Hiroshi Nagahama

MT: Además de Uzumaki, ¿está trabajando en otros proyectos actualmente? ¿Qué podemos esperar los espectadores de su trabajo de cara al futuro?

Tras Uzumaki me gustaría retomar The Reflection. Retomarla, no hacerlo desde el principio. En realidad sí me gustaría desde el inicio, pero entonces parecería como Evangelion. Otra vez volverlo a hacer, volverlo a hacer (risas). Lo que ha acabado ha acabado y voy a lo siguiente.

T4: ¿Cuál es el proyecto del que se siente más orgulloso?

Hay muchos, pero me gustó mucho hacer el opening de Fruits Basket. Hacer la canción de Okazaki Ritsuko en el anime. Okazaki-san falleció y pienso que era una persona muy buena, muy dulce de corazón. Haber hecho ese opening con esa persona me llena de orgullo.

>> Por supuesto, también Utena. Me acuerdo de Detroit Metal City porque hay muchas palabras feas, muchos tacos. Quizá no puedo decir que sea mi gran orgullo, pero sí le tengo cariño. Y también la primera obra que hice la guardo con mucho orgullo, Sexy Comando, ¿la conocen? Es muy divertida. El manga se publicó en la Shonen Jump. En un episodio de siete minutos hice todo (diseño, animación, etc.). Y para mostrar todas las líneas que había en el manga utilicé un pincel, no un lápiz, por eso no podía equivocarme. Era una obra que tenía mucho riesgo, pero lo pasé realmente bien.

RpD: ¿Cómo fue trabajar con la rotoscopia dentro de Aku no Hana?

Muy, muy interesante. En Aku no Hana había muchas cosas que eran divertidas. Antes me preguntaron qué era lo más divertido de ser directo. En Aku no Hana todo era divertido. Primero tomábamos imágenes de personas y luego lo cortábamos y editábamos. Entonces los actores de doblaje ponían voz a esas tomas grabadas y al final eso que habíamos grabado lo dibujábamos y convertíamos en anime.

>> En el anime, se dibuja de una determinada manera al andar, se repite el dibujo, pero usando la rotoscopia, como es un humano de verdad, el movimiento es diferentes y fluido. El ritmo no es el mismo, puede haber cambios. Dibujar eso fue muy divertido. Iba mirando en las páginas cómo quedaba, cómo se movía el cuerpo. Me quedaba muy sorprendido al ver el movimiento del cuerpo humano o cómo el pelo se movía. Y al correr muy rápido la cara se va moviendo. Muy, muy interesante.

Hiroshi Nagahama

Desde Tallon4 queremos agradecer tanto a Hiroshi Nagahama como a la organización del Japan Weekend, al traductor y a su mánager la oportunidad de poder participar en este encuentro con los medios.