Regresa BL Section con un volumen único editado en castellano hace unos cuantos meses por Nowevolution. Se trata de Si me llevaras a una isla desierta.

¡Buenas, talonianos! Hoy he decidido remontarme un poco en el tiempo para hablaros de un tomo único que en 2018 nos trajo en castellano la editorial Nowevolution. Con una larga trayectoria en la edición de contenido homoerótico, esta editorial decidió abrirse a este género en el formato manga con varias obras (algunas de las cuales aún seguimos esperando porque, aunque las anunciaron, aún no se han publicado). En concreto, hoy me voy a centrar en un tomo único que calificaría de “pasable”, ya que no está mal aunque no es de mis favoritos. No me malentendáis, se trata de una obra con una buena historia de base (un poco cliché, pero qué se le va a hacer), pero de la que no se desarrolla todo su potencial, motivo por el cual la considero “del montón”. Protagonizada por dos hombres con un pasado amoroso bastante tórrido, hoy os voy a comentar mis impresiones de Si me llevaras a una isla desierta.

Sinopsis

Si me llevaras a una isla desierta

Akagi está secretamente enamorado de su compañero de clase Ichimori, quien destaca en el equipo de judo del instituto. A pesar de todo, Akagi no se atreve a confesarle sus sentimientos, creyendo que podría pensar mal de él y alejarse, por lo que prefiere mantener su escasa relación con este salvando las distancias. Un día, volviendo a casa, Akagi hiere accidentalmente a Ichimori, sesgando de golpe su futuro como judoca profesional. Sintiéndose culpable por lo que ha hecho, el chico accede a complacer todos los deseos de Ichimori, incluidos los de índole sexual, lo que hará que la relación entre ambos se estreche. Pero su relación acaba abruptamente cuando Akagi decide desaparecer de la vida de su compañero para poder avanzar cada uno en su propia dirección.

Años después Ichimori se presenta ante Akagi y le pide que le deje vivir con él temporalmente debido a que está pasando una mala racha personal. El hombre parece haber olvidado el tórrido pasado que le unió a Akagi, por lo que este decide no sacar el tema a colación a pesar de que la convivencia diaria no hace sino poner de manifiesto los antiguos sentimientos que tenían el uno por el otro.

Además, el volumen incluye una historia autoconclusiva protagonizada por el señor Hisakuni, un hombre egocéntrico, caprichoso y algo manipulador, y su secretario-guardaespaldas-niñero Akiho, un hombre servicial que siente algo por su jefe, ya sea amor o desesperación por su forma despreocupada de ser.

Impresiones

Como ya he mencionado antes, Si me llevaras a una isla desierta es un tomo único creado por Yamada 2Chome y que se puede conseguir en castellano gracias a Nowevolution. La edición sigue la estela de otras obras publicadas por la editorial como Mitsumei, Blue Morning y El Caballero y el Sádico, por lo que su calidad final es muy aceptable, considerándose dentro del standard. Además, la traducción se debe a Maite Medinabeitia, de Daruma Serveis Lingüístics, SL, de quien ya conocemos bastantes trabajos en castellano, lo que nos hace saber de antemano que la historia va a tener una buena traducción (personalmente me gusta bastante. Recientemente pude leer la novela Weathering with you, también traducida por Maite, y me gustó mucho no sólo por la propia historia, sino también por la traducción. Todo ayuda a la hora de disfrutar de una historia).

Centrándonos en la obra en sí, primero voy a hablar de la trama. La primera trama parte de un punto que podría dar mucho juego: dos chavales que se gustaban en el instituto, compartieron algún momento subido de tono, se distanciaron y años después se reencuentran. Ese tira y afloja actual sobre si recordar el pasado, hablarlo o afrontarlo y ver a qué les conduce su relación actual podría haber dado origen a un desarrollo interesante de los acontecimientos. Sin embargo, todo se queda en una cortina de humo porque no se potencia ese filón. Simplemente se utiliza como base por explicar un poco de dónde viene su pasado común y ya. Y cuando parece que lo van a hablar, nada. Simplemente se dicen que llevan años enamorado el uno del otro y ya se van a la cama. Que no me quejo, conste, pero la autora podría haberle dado un poco más de consistencia a trama para que no sea un “aquí te pillo, aquí te mato”, porque la historia se queda coja, es como si le faltase algo. Y en el caso de la segunda trama más de lo mismo, se habla de un brevísimo pasado juntos de los dos protagonistas y con eso ya se justifica que se líen, pero no hay un gran desarrollo de su relación como para justificar un poco esas relaciones.

Si me llevaras a una isla desierta

Ahora voy con los personajes. Ciertamente todos los protagonistas son muy expresivos gracias a los numerosos y variados gestos faciales que muestran a lo largo de la obra. Sin embargo, dicha expresividad no termina de transmitirse al conjunto de la obra. Quiero decir, que aunque ves sonreír a un personaje, en mi caso esa sonrisa no me ha transmitido felicidad o complicidad con el personaje. Es por ello que les he sentido en todo momento bastante distanciados del lector (aunque quizás alguno discrepe), viviendo su propia historia pero sin hacer partícipes a quienes la leíamos. Por otro lado, los personajes tienen una personalidad poco marcada, parecen bastante maleables. Esto es bastante claro en el personaje de Akagi, plano a más no poder y sin expresividad emocional alguna más allá de cuando piensa “me gusta Ichimori” y cuando están en la cama. Por lo demás parece un témpano de hielo que sólo se regodea en su propia miseria de sentirse culpable para sentirse necesitado por Ichimori después del accidente cuando es él mismo quien provoca esa situación. Una verdadera pena porque la verdad es que, como he dicho, la historia tiene bastante potencial.

En el caso de la historia extra, cuya trama es algo más concisa, los protagonistas tienen más chispa que los de la obra principal. No obstante, Hisakuni destaca por ser un personaje muy repelente, prepotente y cargante con el que apenas se puede empatizar. Vamos, que Akiho me daba más pena que otra cosa por tener que aguantar a ese plasta durante tantos años.

Y en lo que respecta a los personajes secundarios, su implicación con el desarrollo de la trama principal es casi nula (a excepción de Onada, el excompañero de Akagi e Ichimori que es un caradura). Daría lo mismo que estos personajes estuviesen o no, porque están ahí pero como si no estuviesen.

Si me llevaras a una isla desierta

Lo que más destaca del dibujo de Yamada 2Chome es la casi total ausencia de fondos. La historia está muy centrada en los personajes y su historia, por lo que los fondos y ambientaciones parecen muchas veces innecesarias (error, siempre es necesario ubicar adecuadamente la trama en un espacio concreto). Esto sería algo bueno si los primeros planos de los personajes estuvieran repletos de detalles, pero lamentablemente no es así. Además, en algunas viñetas podemos ver a los personajes con unas proporciones diferentes y unos gestos bastante extraños que les hacen parecer otra persona… Y esto resulta bastante perturbador, en serio.

Ahora voy a hablar de lo único positivo de la trama: las escenas “hot”. Hay que reconocer que en esta obra (en las dos historias) hay unas cuantas y muy variadas y eso siempre es de agradecer. Y en ellas no hace falta buscarle mucho sentido o lógica. Lo hacen y punto. Total, la obra en sí tiene una argumentación bastante dudosa en el desarrollo de la historia, así que no vamos a buscarle esa lógica o justificación a lo mejor que ofrece este tomo único. Lo malo, como siempre, es la autocensura de las propias escenas, ya que no se llegan a mostrar partes del cuerpo humano comprometidas. Aun así, reconozco que el dibujo de las escenas más calientes me han gustado bastante, por no decir que es de lo mejor de la historia.

En resumen, se agradece que sigan llegando nuevos títulos BL al catálogo de manga en castellano, pero estaría guay que tuviesen un poco más de peso argumental o que al menos las tramas y personajes buscasen la complicidad con el lector. Si me llevaras a una isla desierta es un título que no está mal, pero tampoco llega a destacar en un catálogo que aumenta día a día, lo que hará que en poco tiempo quede relegado a un segundo o tercer plano en las estanterías de tiendas especializadas. Y eso es una auténtica lástima.


Lo mejor

  • Cuando a Akagi le entra la vergüenza (que el chico no es muy expresivo, pero me hace gracia cuando se pone colorado).
  • Akiho, porque me da mucha lástima por tener que aguantar al plasta y torpe de su jefe.
  • Las escenas “hot”.
  • Que es un tomo único.

Lo peor

  • Que la trama en sí cojee porque no se desarrolla todo lo que debería o podría.
  • Akagi. Es un personaje que no dice absolutamente nada. No provoca más que hastío en el lector al tener una personalidad poco desarrollada.
  • Ausencia de fondos.
Si me llevaras a una isla desierta

Ficha Técnica:

Título: Mujintou Ni Motteikunara
Título en castellano: Si me llevaras a una isla desierta
Autor/a: Yamada 2Chome
Tipo: Yaoi.
Género: Romance, drama.
Revista: Chara
Editorial: Tokuma Shoten /NowEvolution
Año: 2015/ 2018
Número de tomos: 1