Un caluroso verano, excursiones de cine y el inicio de un bonito romance entre dos estudiantes de secundaria es parte de lo que ofrece You are in the blue summer.

¡Muy buenas, talonianos! Aprovechando que estamos en agosto y que muchos estáis disfrutando de unas merecidas vacaciones a pesar del momento que estamos viviendo, me ha parecido buena idea hablaros de una obra que lleva mucho tiempo en mi estantería y que no había reseñado hasta el momento. Se trata de un tomo único (aunque realmente no es así porque tiene continuación, pero vamos por partes) en el que el verano, el cine y un incipiente romance son todos los ingredientes que se combinan para crear una historia que al principio me dejó un poco indiferente, pero que según he ido releyendo con el paso de los años me ha ido gustando más y más hasta convertirse en uno de mis mangas favoritos del género yaoi. Una historia muy tierna que muestra cómo la amistad puede pasar a algo más siempre que los interesados se respeten y sean sinceros el uno con el otro, dejando de lado los prejuicios y las críticas que puede suscitar el hecho de que ambos sean del mismo sexo. Una historia dulce y tranquila que muestra una evolución de sus personajes muy notoria y que, a su vez, amplía los horizontes del lector (motivo por el cual me parece una muy buena opción para iniciarse en este género, ya que te da una perspectiva muy normalizada y coherente de cómo puede surgir el amor entre dos chicos de manera natural y sin verlo como algo “raro” o “aberrante”). Hoy os voy a hablar de You are in the blue summer, un manga de Nagisa Furuya que ha publicado en castellano Milky Way Ediciones.

Sinopsis

Wataru Toda y Chiharu Saeki son dos estudiantes de instituto que asisten a clases distintas y, por tanto, no mantienen relación. Hasta que un día ambos coinciden y descubren que comparten una misma afición: su pasión por el cine. A partir de ese momento los dos comienzan a estrechar su relación con quedadas para ir al cine a ver películas y hablar sobre su afición. Pero a pesar de su buena relación, y a causa de las habladurías del instituto, Wataru comienza a preguntarse por qué Saeki, siendo tan popular entre las chicas, rechaza a todas las compañeras que se le declaran. Cuando Wataru le pregunta a Saeki al respecto este le responde con total naturalidad que la persona que le gusta es el propio Toda, aunque no espera que sus sentimientos sean correspondidos y le basta con que le haya escuchado y los respete. Sorprendido por la revelación Wataru continúa su amistad con Saeki con normalidad, aunque lo quiera o no algo ha cambiado entre ellos. Con la promesa de realizar excursiones para conocer los escenarios de una de sus películas favoritas, los dos irán profundizando en su relación de amistad y descubriendo más detalles de sus pasados a la vez que Wataru irá siendo más consciente de sus propios sentimientos por Saeki.

You are in the blue summer

Impresiones

Como ya he dicho antes, reconozco que compré este manga cuando Milky Way Ediciones lo puso a la venta por el ansia de consumir BL, pero cuando lo leí me quedé un poco “pluff” porque no era lo que yo me esperaba (por aquel entonces daba mucha importancia a las escenas subidas de tono -más o menos igual que ahora, aunque me he moderado, jaja- y al no encontrarlas en este tomo me llevé una decepción). Pero conforme han pasado los años y he ido releyendo el tomo he descubierto muchas facetas de este que me habían pasado desapercibidas y que ponen de relieve su valor como manga del género yaoi. Además, aunque en un principio era un tomo único, lo cierto es que You are in the blue summer es el primer volumen de una obra que cuenta con dos continuaciones (la primera de ellas, The blue summer and you, también ha sido editada por Milky Way Ediciones y la segunda se ha anunciado recientemente, así que genial por la autora -que puede continuar esta historia- y por los lectores -que podemos seguir disfrutando de ella-).

A primera vista la trama puede parecer bastante simplona. Todo se resume en dos chavales aficionados al cine que por casualidad se conocen y comienzan a disfrutar juntos de su pasión hasta que uno de ellos se enamora del otro, se lo confiesa y todo queda en un “a ver qué pasa ahora”. Porque desde el primer momento Saeki le deja la pelota en el tejado a Wataru a este respecto y es él quien debe apañárselas. De hecho, You are in the blue summer es un manga que habla más de sentimientos y la evolución de estos que de una acción física o argumental como tal concreta, lo que ha supuesto un cambio agradable de mis gustos y lecturas habituales. Y el lector sigue esa evolución de los sentimientos a través de la figura de Wataru, porque Saeki deja muy clara su postura desde el principio y es el otro quien debe encontrar ese punto de equilibrio que le permita estar a gusto consigo mismo y con Saeki.

En cuanto a los personajes, la verdad es que los dos protagonistas tienen un carácter estable, fuerte y muy bien definido que se muestra al lector desde el principio de manera clara. Saeki es un personaje con las ideas y los sentimientos muy claros que en todo momento muestra ser bastante maduro para su edad. Quizás esto no se ve en sus reacciones cuando está con su compañero (el pobre se pone nervioso y rojo de vergüenza en su compañía, pero ¿quién no lo haría en presencia de la persona que le gusta?), pero sí se percibe en la manera tan normal y tranquila con la que acepta sus sentimientos, en cómo se los transmite de manera directa y sin rodeos a Wataru y cómo le explica que entiende que no pueda ser correspondido. De hecho, esa manera tan abrumadora de poner las cartas sobre la mesa de una vez y sin tapujos es prueba de la confianza y amistad que ha entablado con Wataru y que ha ido creciendo conforme afianzaban sus salidas. Y la prueba definitiva de su madurez mental es la frase “Supongo que el corazón tiene razones que la razón no entiende”, dando por sentado que la cabeza y el corazón pueden ir por separado y mandar mensajes contradictorios, pero en temas amorosos es siempre el corazón quien gana, dejando en un segundo plano lo que la mente pueda “opinar” respecto a las críticas y las habladurías de los demás por nuestras elecciones.

You are in the blue summer

Por otro lado está Wataru, un chaval que también demuestra una madurez considerable para su edad. Gracias a la amistad forjada con Saeki es capaz de escucharle sin juzgarle y aceptar sus sentimientos (que en un primer momento no son correspondidos). Lógicamente el chico se sorprende por esta revelación y se queda un poco que no sabe qué pensar (todos tenemos en mente otros mangas de género yaoi en los que uno de los protagonistas niega por activa y por pasiva ser gay aunque luego bien que lo disfruta). En este sentido Wataru se muestra mucho más respetuoso con Saeki. Le escucha, le respeta y, lo más importante de todo, le sigue tratando como un buen amigo. Aunque es evidente que algo ha cambiado entre ellos, el chico se toma su tiempo para ir descubriendo por sí mismo qué es lo que ha cambiado dentro de él, pero sin que sus pensamientos y dilemas afecten a la otra persona. Al contrario, trata de mantener la normalidad con este y tratarle como siempre hasta que descubra cuáles son sus auténticos sentimientos e igual de importante, las auténticas implicaciones de los sentimientos de su compañero. Todo ello mientras ambos siguen aprendiendo del otro y siguen conociéndose mejor.

Una de las cosas que más me han gustado de este manga es, sin lugar a dudas, su dibujo. Nagisa Furuya tiene una gran capacidad para transmitir multitud de sentimientos a través de las expresiones de los personajes. Un ejemplo de ello es cuando ambos están en la cafetería con sus respectivos amigos, momento en el que se pueden leer sus pensamientos, dudas y temores por ser rechazados. Y todo eso se ve a través del dibujo, sin que digan una palabra al respecto. Pero más allá de los gestos de sus rostros (con los que muestran alegría, vergüenza, frustración, etc.), lo que más me ha alucinado es la capacidad expresiva de sus miradas. Puede parecer una tontería, pero os aseguro que no lo es. Los ojos y, por ende, la mirada de los protagonistas, transmiten con mucha fuerza sus sentimientos y lo que están pensando. No sé muy bien cómo lo hace, supongo que gracias a la profundidad que le otorga a sus ojos, pero os aseguro que desde la primera vez que leí esta historia este es uno de los puntos que más me asombró y me gustó. Obviamente esta maestría se suma a un dibujo muy bien equilibrado y proporcionado que prima a los personajes sobre los espacios, aunque eso no implica que no nos encontremos con diseños de parajes naturales e interiores de lo más hermosos y cautivadores. Es una combinación muy notable que da un punto extra de calidad a esta historia gracias a la diestra mano de la autora, a la que le gusta perfilar a los personajes con trazos gruesos, pero dando como resultado diseños muy finos.

A pesar de lo mucho que me gustan las escenas hot, este manga no tiene ni una en sus cinco capítulos. Y puede parecer bastante incongruente que, a pesar de lo mucho que me gustan esas escenas y de que este manga carezca de ellas, sea una de mis historias favoritas. Bien, esto es fácil de explicar. Se debe a que, aunque los protagonistas no salgan en la cama (o en algún sitio similar que les permita hacer la faena), la obra da mucha importancia al contacto físico. De hecho, Saeki se pasa toda la obra deseando tocar a Wataru (de una manera pura, no seamos mal pensados) y disfruta muchísimo del contacto físico con este cuando le abraza, ya que para él supone un paso muy importante el poder acercarse al otro chico de una manera tan directa sin sentir su rechazo. Otra peculiaridad que me hizo gracia al leer esta historia es que hay algunas escenas protagonizadas por Wataru y Chiharu que parecen sacadas de una película de sobremesa del fin de semana. Y a pesar de la gracia que me hicieron tienen su punto romántico. En general en esta obra todo es muy light, se narra el inicio de su romance de una manera muy pura y apta para todos los públicos.

You are in the blue summer

Le dedico un parrafito muy corto a la edición en castellano. Nunca me cansaré de decir que Milky Way Ediciones es una de las editoriales que mejor trata sus publicaciones. Así que en este caso la edición en castellano de You are in the blue summer es una obra con muy buen acabado y una muy buena traducción, lo que hace mucho más agradable el disfrute de esta historia. Y, personalmente, agradezco esta gran calidad.

Resumiéndolo todo, You are in the blue summer es un BL que se aleja un poco de lo visto en este género. La historia de amor entre los protagonistas es algo secundario, pues lo más importante en esta obra es la búsqueda de uno mismo (y de sus sentimientos hacia la otra persona) a lo largo de las diferentes localizaciones por las que pasan los chicos. Centrándome en el amor en sí, también se plantean las dudas lógicas ante una situación como la que se da en el manga (que una persona se declare a otra y esta no le corresponda al momento), lo que puede hacer que nos sintamos identificados/as con lo que se narra. No obstante, y como viene siendo habitual en mangas de romances (independientemente si es yaoi, yuri o shôjo), sólo conocemos el punto de vista de uno de los integrantes de la pareja, lo que deja la trama algo coja a ese respecto (aunque luego se intenta apañar un poco metiendo un flashback de la infancia de Saeki que, para mi gusto, es un poco pobre en relación a la calidad del resto de la obra). En lo que respecta al dibujo, este es detallista, mostrando de una manera realista y sublime todo lo que sienten nuestros chicos. Unos chicos que cuentan con un buen diseño y una personalidad muy bien definida. Mención especial merecen esas páginas en las que se dice todo simplemente con una preciosa ilustración.


Lo mejor

  • La manera lenta pero segura en que va naciendo el romance y cómo Wataru va aceptando sus sentimientos.
  • La declaración de amor de ambos: Saeki siendo natural y honesto desde el principio y Wataru con algo más de fuerza y mala leche en su declaración, pero igualmente sincero.
  • El dibujo de Nagisa Furuya y su alta capacidad expresiva. Es sencillamente magnífico.

Lo peor

  • Que ambos se conociesen de antes, de cuando eran pequeños. Es un cliché demasiado trillado.
  • Que comiencen una relación a distancia. Me gusta más cuando los personajes pueden alimentar su amor estando cerca.
  • Un tomo es muy poco (aunque tiene continuación, así que genial).
You are in the blue summer

Ficha Técnica:

Título: You are in the blue summer
Título original: Kimi Wa Natsu No Naka
Autor/a: Nagisa Furuya
Tipo: Yaoi
Género: Romance
Revista:  gateau
Editorial japonesa: Ichijinsha
Editorial Española: Milky Way Ediciones
Año: 2017 / 2018
Número de tomos: 1