Kanna y Kô protagonizan un tira y afloja amoroso de índole estudiantil en el tomo único S-Master Holic, con el que Ai Hibiki se estrena en España de la mano de Fandogamia Editorial.

Hoy hablamos de una de las últimas licencias que se han sumado al catálogo manga de Fandogamia Editorial. Un título sugerente con una historia que cumple con todas las especificaciones del género shōjo de una manera casi de manual. Además, cuenta con un romance que va creciendo conforme avanza la trama y que da lugar a escenas más calenturientas de lo que cabría esperar en un tomo único de estas características (aunque la portada da una idea de ello). Un título más que acertado para el debut en castellano de la que se considera una de las maestras del género romántico de los últimos años. Con todos vosotros, S-Master Holic.

“Ya puedes ir tragándote tu orgullo para servirme por entero”

S-Master Holic

Kanna Masuzawa es la hija del presidente de una famosa firma de joyas. Engreída, pija y soberbia, cree que su estatus social la coloca automáticamente por encima del resto de personas, especialmente de sus compañeros de clase en el instituto, sobre los que disfruta de privilegios por las donaciones que su familia realiza al centro. Además, tiene por sirviente a Kôtarô, el hijo de una criada de la familia y sirviente de Kanna desde la infancia. Sin embargo, la vida de ambos da un vuelco inesperado cuando la familia de Kanna cae en la ruina y se descubre que Kôtaro es en realidad el hijo secreto del recientemente fallecido presidente del Grupo Niimi, del que resulta ser único heredero. De esta manera, las tornas de amo y sirviente cambiarán, de manera que Kanna se verá sometida a la voluntad y las perversiones de Kô mientras trata de averiguar qué significa realmente el chico para ella.

Sobre la autora

Ai Hibiki es una de las maestras del romance y la comedia en género shōjo de los últimos años. Con una gran capacidad para captar y transmitir la esencia más pura del género gracias a un estilo de dibujo que sigue las normas más clásicas y a tramas que, aunque no brillan por su complejidad, ofrecen al lector lo que busca en una obra de estas características. Además de S-Master Holic, que fue publicado en 2013 en la Cheese! Zoukan, entre sus obras destacan el one-shot Ai★Kaimasse! (2007) y los tomos únicos Satsueichuu, Yokujou Kinshi. (2007), Love Hotel no Ojousama (2008), Aishite Nanka yara ne yo! (2009), Hatsujou Junjou☆Douwa (2009), Kiss Shinakya Shinjau!? (2010) y Seitokaichou no Himitsu no Ganbou (2012). También cuenta en su haber con las series Hitorijime: Choukyou Ganbou (2013-2017) y Watashi wa S ni Sakaraenai (2017-2019).

Edición de La princesa secuestrada del Mar Azul Vol. 1 por Fandogamia Editorial

Fandogamia Editorial ha sacado al mercado este shōjo en formato rústica sin solapas con sobrecubierta y un tamaño de 17,6 x 11,2cm. Ubicado dentro de la línea Yamanote, este tomo está compuesto por 188 páginas en blanco y negro y se puede encontrar en tiendas especializadas y la propia web de Fandogamia Editorial a un precio de 7,50 euros. Además, su tamaño y edición recuerda a otros títulos ya publicados por la editorial, como son La Princesa Secuestrada del Mar Azul, Trampas Agridulces, Lifex01, entre otras.

En cuanto a la traducción al castellano, esta es obra de Elena Diez. El tomo en sí destaca por un vocabulario muy sencillo de seguir que permite que la obra se lea de manera fácil y rápida, sin una trama compleja, lo que puede ser un punto decisivo para que más de uno se decida a darle una oportunidad.

S-Master Holic

Opinión personal

Tal y como señala Fandogamia Editorial en su propia web, S-Master Holic supone el estreno de Ai Hibiki en el mercado del manga en castellano. A pesar de tener sus añitos, dentro de su variada obra resulta uno de los títulos más atrayentes debido a que se trata de un tomo único y a su temática, que viene aderezada con un toque picante que va a más conforme avanza la historia, algo que sin duda gozará a más de una.

Para ser justos, la trama en sí es un tanto floja (aunque suficiente para gustar a los amantes del género, que más que nada buscan encuentros y desencuentros amorosos entre los protagonistas, situaciones comprometidas y alguna que otra escena subida de tono hasta que ambos terminen juntos). En ella abundan los clichés y las incoherencias típicas de este estilo de obras (como que un chico de instituto pueda ser director de una empresa o del propio centro escolar, pero ese quizás también sea parte del encanto de este tomo), o que la chica acabe siendo la sumisa. Aún así, como ya se ha mencionado anteriormente, la historia toca prácticamente todos los palos del género para ofrecer al lector una experiencia más que ajustada a los estándares de calidad y narrativa del mismo.

S-Master Holic

En cuanto al dibujo, en líneas generales es bastante aceptable y equilibrado, aunque en ocasiones la autora flojea y muestra expresiones que quedan un tanto extrañas. Eso sí, en la obra mantiene de manera bastante aceptable el equilibrio y las proporciones de los personajes, lo que se agradece. Quizás no sea el mejor título shōjo del catálogo de Fandogamia Editorial, pero hay que reconocer que S-Master Holic cumple religiosamente con todos los parámetros del género para narrar una historia con una trama llena de clichés en la que el protagonista masculino resulta ser un pervertido que aprovecha cualquier momento para meterle mano a Kanna. Una obra que disfrutarán los fans más clásicos del género pero que puede resultar un tanto floja para aquellos que buscamos algo más de intensidad en este tipo de títulos.

S-Master Holic