El pasado fin de semana se estrenó en cines Promare, último éxito cinematográfico de Studio Trigger que llega a España de la mano de Selecta Visión. ¡Cuidado con los spoilers!

La buena animación japonesa regresa a los cines de nuestro país con una película espectacular que no deja indiferente a nadie. Una película colorida y con una banda sonora a la altura de una superproducción que ya sacudió Japón hace un año. Y es que en 2019 Studio Trigger sorprendió con Promare, una obra futurista con toques apocalípticos. Ahora, la distribuidora Selecta Visión nos acerca esta obra que actualmente se encuentra disponible en varias salas, por lo que no hay excusa alguna para no disfrutar de la aventura de Galo y Lio.

“Nosotros somos humanos”

Promare

Durante una calamidad conocida como el Gran Incendio Mundial, muchos humanos comenzaron a experimentar combustiones espontáneas que acabaron con la mitad de la población. Al mismo tiempo, otra parte de la humanidad adquirió el poder de manipular el fuego. A estos individuos se les conoce como Burnish.

Treinta años después de este fenómeno nos encontramos con Galo Thymos, un humano que vive en la ciudad de Promepolis y que trabaja en el grupo de bomberos Burning Rescue extinguiendo los fuegos provocados por Mad Burnish, un grupo radical de Burnish acusado de terrorismo. Es en uno de sus trabajos de extinción cuando conoce a Lio, el líder de Mad Burnish, al que consigue detener y encerrar bajo la custodia del gobernador de la ciudad, Kray Foresight. Sin embargo, Galo pronto conocerá que la realidad de los Burnish y todo lo que les concierne es muy distinto a lo que las autoridades han contado al respecto.

Dirigida por Hiroyuki Imaishi y Kazuki Nakashima para Studio Trigger, Promare se estrenó en los cines japoneses a mediados del mes de mayo de 2019. Durante un directo realizado en enero de este mismo año Selecta Visión anunció que se había hecho con los derechos de este largometraje que ha llegado a las salas de exhibición de todo el país el pasado 23 de octubre.

Promare Side Galo y Promare Side Lio

Una semana antes del estreno en cines de la película Selecta Visión puso a disposición de los fans, de manera totalmente gratuita en su web oficial, los cortos Promare Side Galo y Promare Side Lio. Estas dos precuelas de unos diez minutos de duración cada una presentan de manera concisa y breve a los dos protagonistas de la historia, el bombero Galo y el Burnish Lio. Además de mostrar su papel en la obra y sus posiciones enfrentadas en cuanto a la idea generalizada que se tiene de los Burnish, los dos cortos ayudan a ubicar al espectador en este universo. Aunque es recomendable la visualización de ambos como primera toma de contacto con la obra, realmente no es necesario conocer estos cortos antes de disfrutar de la película en sí, ya que esta se puede entender perfectamente sin ellos.

 “Debo seguir ardiendo para sobrevivir”

Siendo objetivos, la trama de Promare, reduciéndola a su expresión más básica, ha sido reproducida de diversas maneras a lo largo de la historia en diversos formatos audiovisuales, obteniendo resultados variados, pero contando, en la mayor parte de los casos, con una buena acogida por parte de la audiencia. Dicha trama responde a sucesos que también hemos experimentado durante el desarrollo de la historia de la humanidad y que se resume en el deseo de unos pocos, considerados los fuertes y socialmente aceptados (en muchos casos líderes de opinión y dirigentes políticos), de gobernar sobre la mayoría de la población imponiendo políticas dictatoriales disfrazadas de falsas democracias. Esta opresión enmascarada incluye la aniquilación de aquellas minorías consideradas peligrosas (sin tan siquiera detenerse a cuestionarse si realmente lo son, simplemente generalizando a partir de una reducida muestra de individuos de dicho grupo) y la restricción de libertades de las mismas. En el caso de Promare, esto va mucho más allá, ya que en un momento determinado no sólo se decide la aniquilación de los Burnish, sino de la gran mayoría de la humanidad en pro de la salvación de un pequeño grupo de humanos seleccionados para preservar la vida tal y como la conocemos, pero fuera de la Tierra. Esto explica la lucha (o rebelión) de esa minoría para defender sus derechos y, especialmente, su vida. Así pues, la trama no supone una revolución temática, pero sus matices sí que aportan novedades sustanciales a la misma.

Promare

En cuanto a los aspectos técnicos, Studio Trigger siempre ha destacado por su gran originalidad e innovación en la estética y el diseño tanto de personajes como de escenarios, primando las formas geométricas exageradas y omnipresentes, así como en la abundancia de colores que dan a sus obras un toque identificativo propio que ya conocimos en proyectos anteriores como Gurren Lagan o Little Witch Academia. Estos elementos no pasan desapercibidos ni faltan en Promare, ya que cuenta con unos diseños con personalidad y diferentes entre sí que logran captar la atención del espectador en todo momento. Dichos diseños destacan en el elenco principal de la película y, en especial, en los dos protagonistas, Galo y Lio. Ambos son como la noche y el día tanto en personalidad como en el mencionado diseño, lo que hace aún más interesante si cabe sus interacciones.

Más concretamente, en el caso de Promare su principal atractivo se asienta en tres puntos fuertes: la acción de la propia historia, la animación y la música. En el caso de la acción, todos sabemos que existen muchas formas distintas de contar una misma trama. Sin embargo, Trigger se las ha ingeniado para narrar los sucesos de Promare de tal forma que la acción sea un elemento omnipresente en la misma gracias a los numerosos enfrentamientos que hay a lo largo del largometraje entre las distintas facciones y los diversos personajes que cargan con el peso de la cinta. Sin embargo, dicha acción, por muy bien narrada que estuviese, no habría brillado con la fuerza con la que lo hace de no ser por una animación a la altura de las circunstancias. A este respecto, aquellos que ya hayan visto la película estarán de acuerdo en que Promare hace exhibición de una amplia gama de recursos cinematográficos que se suceden sin descanso buscando implementar la acción de la obra. Ejemplo de ello son los incesantes movimientos de cámara, de hasta trescientos sesenta grados, que le imprime mayor dinamismo a las escenas de mayor acción.

Promare

El tercer punto a destacar es la banda sonora, uno de los mejores aportes de este largometraje. Compuesta por Hiroyuki Sawano, todos los temas evocan ese universo futurista y apocalíptico que se narra en la obra, aderezado con toques modernos de pop-rock que convierten los principales temas musicales (Kakusei, Kōri ni Tojikomete), interpretados por Superfly, en éxitos instantáneos. Aunque para éxito, Inferno. La canción de Benjamin Anderson y mpi aparece en los momentos más importantes del largometraje para darle un toque épico a lo que se muestra en pantalla. Un tema que más de uno tarareará al salir de la sala de cine. A este aspecto debemos añadir el buen doblaje al castellano, pues todos y cada uno de los actores y actrices hacen un estupendo trabajo. Cada voz casa a la perfección con el personaje y su personalidad, haciendo que estos tengan aún más carisma si cabe.

Promare es uno de los mejores largometrajes de este año tan accidentado. Una pequeña joya de la animación llena de carga dramática y de acción narrada con una de las mejores animaciones de los últimos tiempos. Todo un espectáculo audiovisual que, si se tiene la oportunidad, merece ser disfrutado en pantalla grande porque lo vale. Una obra que no decepciona y con la que Studio Trigger ha vuelto a superarse.