La simplicidad de controles es una de las mejores amigas de la máxima dificultad. Existen juegos donde resulta complicado aclararse con ellos, dadas las grandes posibilidades ofrecidas, y otros donde el avance y el salto son las únicas posibilidades. Pues bien, los segundos pueden ser…