Tanto en versión física como digital. Los juegos de cartas suelen engancharme cosa mala. Ya sea a Magic: The Gathering o a Hearthstone, de forma física o a través de videojuego, lo cierto es que eso de hacer un mazo repleto de bichejos y hechizos…