Talonianos, aprovechemos este momento dulce que están viviendo los juegos de terror porque en menos que canta un gallo podríamos volver a la sequía de hace poco. Sí, hay que valorar lo que uno tiene en el presente, por lo que yo ya me he visto…