En un tiempo muy muy lejano, la puntuación tenía el máximo protagonismo en los juegos. Ya no resulta tan sencillo escuchar frases como «¿Cuántos puntos has conseguido tú?» o «He batido el récord de puntos», pero sí, los puntos existieron y tuvieron su protagonismo. Ahora,…