Para mí, hablar de Naoki Urasawa son palabras mayores. Pocos como él son capaces de crear obras de larga duración, con un guión maduro y sorprendente, y que en ningún tomo baje ni un ápice la calidad del manga, dejándonos con el culo torcido cada…