A muchos de nosotros nos encanta Ghost and Goblins, teniendo al bueno de Sir Arthur como el culmen de lo que es la caballería y el honor (si no, uno no se explica los berenjenales en los que se mete para salvar a su dichosa…