Como ya hemos visto en varias ocasiones, una buena secuela debe respetar la esencia de la propuesta original, añadiendo las suficientes novedades para que se diferencie. Tras recordar Hunchback, juego basado en la novela El Jorobado de Notre Dame, le llega el turno a Hunchback…