Hace pocas semanas tuvimos la suerte de poder pisar uno de los lugares más sagrados de Japón, el cementerio Okunoin situado en el recinto templario budista de Koyasan, o Monte Koya. Un lugar que nos conquistó y nos causó escalofríos a partes iguales, pero cuyo recuerdo…