Uno de los mejores recuerdos de mi infancia es, sin duda, el momento en el que me regalaron mi primera consola. Game Boy Pocket (en color rosita, por supuesto) fue mi regalo de cumpleaños, acompañado de un primer cartucho de juegos: Super 8 en 1….