Bloodborne nos sorprendió a todos, siendo para mí el primer juego realmente gordo que visitó PlayStation 4. Con ese honor en su haber, es normal que muchos poseedores de la consola de Sony le guarden un buen recuerdo y lo tengan en sus corazones, rejugándolo…