¡Ya basta de tradicionalismos en San Valentín! Chocolates, joyas, flores… Son regalos con poca personalidad, ideales cómo detalle, pero nada mejor que un buen libro para que él/ella se acuerde de ti en cada página que lea, en cada ilusión que brote de ellas y…