Si me llegan a decir hace un par de semanas que Nintendo permitiría el juego cruzado online entre sus consolas y las de la competencia, habría mandado al informador derechito al psiquiátrico más cercano, por lo que he tenido que leer dos veces la noticia…