Por si no teníamos bastante con convertirnos en una cabra, en un oso o en un gato, llega Rock Simulator, una apuesta que nos ofrece la posibilidad de ser nada más y nada menos que una roca. Con lo divertida que parece la vida de…