Volvemos a la época de los 16 bits con este divertido arcade. Había una época en la que los juegos eran mucho más simples. Sin instalaciones eternas, sin actualizaciones, sin DLC. Tan solo había que sentarse y jugar. ¿os acordáis de esos tiempos? Bueno, pues…