No siempre uno tiene que arriesgar su vida para luchar contra el mal o para terminar con injusticias que podrían poner en riesgo la misma existencia de la humanidad. Existen casos en los que podemos dejarnos la piel para que alguien se divierta o, simplemente,…