Llegar a casa después de un duro día de trabajo es uno de los momentos más reconfortantes, pero estar plantado en el portal no significa que todo haya acabado. Mano en el bolsillo derecho, en el izquierdo, en el trasero, en el bolsillo pequeño de…