Con el  abrumador e inesperado éxito de Wii y su control de movimiento, tanto Sony como Microsoft su tuvieron que poner las pilas a lo largo de la presente generación para llevarse una parte del pastel que estaba devorando Nintendo. La propuesta de Microsoft…