La obsesión de los desarrolladores de videojuegos por los fontaneros debería ser objeto de estudio. Ya hemos visto, en varias ocasiones, como estos profesionales tienen un gran protagonismo en distintas aventuras. Es el caso de Everyone’s a Wally, Oil Panic, del mismo Super Mario o…