Bueno, más o menos. Todos conocemos el celo con el que Nintendo guarda sus sagas, cargándose de un plumazo cualquier fangame o intento de emplear sus personajes sin su consentimiento. Es un debate sobre el que se ha dicho mucho en estas últimas semanas, y…