La distancia que separa el humor y el terror es minúscula. Cuando Donal Trump se presentó como candidato a la presidencia de los Estados Unidos yo me reía de sus intervenciones y me resultaba un bufón gracioso, pero ahora que está cerca de la Casa…