El sonido de los autobuses al llegar, los abucheos de enfado e incluso los vómitos siempre formarán parte de la memoria de muchos jugadores. También esos movimientos mecánicos de los señores de la limpieza y esa cobra a punto de explotar, sin importar cuántos niños…