Los mosquitos son de las pocas cosas que no soporto en verano, los extinguiría a todos y no tendría ningún remordimiento, ni me sentiría en deuda con la humanidad. Son detestables. Pero ya lo dice el dicho: a grandes males grandes remedios, enormes en este…