Este verano, hacia los últimos días de agosto, se comenzó a poner de moda en muchas tiendas de Japón un curioso merchandising en forma de ojo de cerradura (sobre todo colgantes y bisutería variada). Por alguna extraña razón esa forma tan característica me resultaba familiar…