Varios conductores esperan impacientes en la línea de salida. Un trabajador, encargado de sujetar un semáforo, se convierte en el centro de atención. Rojo, naranja, verde. Comienza la carrera. Los primeros golpes están asegurados, no sólo para tomar esa complicada curva de la mejor manera…