Dios, cómo me gusta la caspa. ¡Más que a un tonto un lápiz, oiga! De hecho, a lo largo de los años he desarrollado un sentido cáspido al más puro estilo Spiderman que se ha puesto a mil revoluciones al ver el vídeo de Wailing Heights, un…