Hay personajes a los que no les vendría mal saber que aparecer mucho en un videojuego que lleva su título no les convierte en engreídos. Es más, es su momento para lucirse a lo grande y hacer gala de su fuerza, velocidad o inteligencia. Wario…