Oh lord! We Happy Few me ha dejado con el culo torcido con su presentación del E3. Esa ambientación a lo Bioshock, esa jugabilidad raruna, esa maravilla historia y ese increíble momento piñata me ha robado el corazoncito. De hecho, he lanzado por la ventana mi…